17 de agosto de 2007

Perú.- El Gobierno ofrece a los afectados 230 euros para enterrar a sus familiares y 1.400 euros por vivienda destruida

LIMA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno peruano ha aprobado una partida de ayudas para los afectados consistente en 1.000 soles (unos 230 euros) para enterrar a sus familiares y6.000 soles (unos 1.400 euros) por cada vivienda destruida, tras el fuerte terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter que sacudió el miércoles el sur del país.

Así lo anunció anoche el presidente de la República, Alan García, quien firmó el decreto de urgencia durante su estancia en la ciudad de Pisco, la más afectada por el terremoto, que según el último balance oficial ha dejado medio millar de muertos, más de 1.500 heridos y unos 80.000 damnificados.

El decreto de urgencia firmado por el presidente precisa que la primera subvención estará destinada a sufragar los gastos de sepelio de las personas víctimas del terremoto mientras que la segunda subvención servirá para aliviar el efecto de la destrucción total de las viviendas.

El Instituto Nacional de Defensa Civil será el encargado de realizar el empadronamiento de la población damnificada así como dictar las disposiciones orientadas para el otorgamiento de las ayudas económicas y sociales establecidas en la norma, añade el decreto de urgencia.

Los recursos se ejecutarán con cargo a la Reserva de Contingencia consignada en el presupuesto del Ministerio de Economía y Finanzas. Se trata de una medida extraordinaria con el objeto de mitigar los daños ocurridos por fenómenos naturales y brindar atención oportuna a la población damnificada que sufre pérdidas humanas y materiales.

Por otro lado, mediante otro decreto de urgencia, el presidente de la República acepta las donaciones de 200.000 dólares anunciada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de 300.000 dólares de la Corporación Andina de Fomento (CAF) para ser destinadas a la atención de la emergencia.