17 de agosto de 2007

Perú.- Los gobiernos extranjeros se movilizan para ayudar a Perú, donde el terremoto deja ya medio millar de víctimas

SANTIAGO DE CHILE, 17 Ago. (EP/AP) -

Los gobiernos de Latinoamérica y Europa reaccionaron ayer con mensajes de condolencia y envíos de ayuda a Perú tras el seísmo de magnitud 7,9 que afectó a gran parte del país. Incluso desde Chile las manifestaciones de solidaridad dejaron a un lado las recientes discrepancias fronterizas.

Así, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, declaró haber contactado con su homólogo peruano, Alan García, "para expresarle en nombre del Gobierno de Chile y del pueblo chileno los sentimientos de pesar por las víctimas y nuestra solidaridad en estos duros momentos".

A las preguntas de los periodistas, Bachelet señaló que si bien su Gobierno ha expresado su decisión de mantener la soberanía marítima, no deseaba hablar del litigio en estos momentos. Las relaciones entre Chile y Perú pasan por un momento de tensión debido al rechazo chileno a los mapas peruanos sobre una nueva delimitación fronteriza marítima.

Por su parte, Bolivia y Colombia fueron los primeros países en enviar ayuda a los damnificados. En La Paz, el ministro de Defensa boliviano, Walker San Miguel, informó de que el Gobierno envió "un avión con doce toneladas de solidaridad" y con un equipo del Grupo SAR de la Fuerza Aérea de Bolivia (FAB). El equipo "se va a quedar a trabajar con Defensa Civil de Perú, en la misma ciudad de Pisco, ayudando en salvamento, al trasladado de enfermos", explicó.

Asimismo, en Bogotá, el presidente Álvaro Uribe entregó un mensaje de solidaridad y anunció que espera viajar a Lima en los próximos días para expresar su apoyo al presidente García y ofrecer la ayuda de Colombia.

"Queremos poner un grano de arena a fin de que la hermana nación supere esta tragedia", dijo Uribe. Se prevé que Colombia envíe un cargamento con unas 20 toneladas de ayuda humanitaria, que incluyen agua, medicinas y frazadas, y también unos 20 agentes de socorro.

En Brasil, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva dijo estar consternado por las trágicas consecuencias del terremoto y ofreció asistencia humanitaria para las víctimas. Lula aseguró que el Gobierno enviará toda la ayuda humanitaria que se precise para "mitigar el sufrimiento de las familias", incluyendo medicinas, alimentos y tiendas de campaña.

De acuerdo con el Palacio de Gobierno, el presidente García solicitó a Brasil el envío de agua, medicinas, comida en latas o en conserva y las tiendas.

También Argentina mostró su solidaridad, y su ministro de Asuntos Exteriores, Jorge Taiana, informó a su colega peruano, José Antonio García Belaunde, de que Argentina enviará ayuda humanitaria. Del mismo modo actuó Estados Unidos que, tras una consulta con el embajador peruano en su país, anunció el envío de 100.000 dólares en fondos de USAID para las necesidades inmediatas de los afectados por el terremoto. El portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, dijo que dos agentes de USAID ya se encontraban en Perú antes del desastre y otro más llegó ayer.

México y muchas otras naciones y organizaciones dijeron estar listos para ayudar, e informaron de que están evaluando las necesidades peruanas.

Mientras, Naciones Unidas anunció que ha movilizado casi un millón de dólares en ayuda por parte de varias agencias del organismo mundial, y su Programa Mundial de Alimentos enviará a las víctimas del terremoto 500.000 dólares en alimentos que ya se encuentran en el país. Además está preparando otros envíos.

Por otro lado, el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó sus "más sentidas condolencias" por la "gran pérdida de vidas humanas y los daños materiales provocados" por el terremoto.

Rodríguez Zapatero, quien se manifestó "profundamente conmovido" por la catástrofe, rogó a García que transmita este "pesar" a los familiares de las víctimas, así como sus "deseos de recuperación a los heridos".

En un telegrama, el presidente español aseguró a García la disposición del Ejecutivo para prestar a Perú "la ayuda de emergencia que pueda requerir en estas circunstancias".

Asimismo, la Comunidad Europea anunció una contribución de al menos un millón de euros a agencias internacionales de ayuda para que sean destinados a Perú, y algunas de estas organizaciones también anunciaron paquetes de auxilio para la atribulada nación.

La Cruz Roja Internacional está enviando dos aviones con cargamentos de ayuda y ha anunciado la entrega de 205.000 dólares para un fondo de emergencia, mientras que el programa de Desarrollo de las Naciones Unidas repartirá dos paquetes de 100.000 dólares.