9 de febrero de 2007

Perú.- El Instituto Nacional de Cultura alerta sobre el aumento de tráfico de fósiles en Perú en los últimos meses

LIMA, 9 Feb. (EP/AP) -

Perú está en alerta debido al aumento significativo del tráfico de fósiles, según denunció este viernes el Instituto Nacional de Cultura, al presentar cientos de restos arqueológicos que han sido capturados en los últimos dos meses.

"Perú es un país rico en yacimientos fósiles, y cada vez estamos viendo cómo se está incrementando el tráfico de esta riqueza", dijo a la AP Javier Vásquez, director de la oficina de recuperaciones del Instituto Nacional de Cultura (INC).

El INC presentó un cargamento de más de 400 piezas fosilizadas que la aduana, en conjunto con este organismo estatal han recuperado en los últimos dos meses.

Entre las piezas recuperadas, estaban 291 dientes fósiles de tiburón megalodón, y decenas de otras piezas, como peces, caracoles gigantes y trilobites, cuya antigüedad varía entre 6 y 12 millones de años.

Indicó que se ha decomisado cargamentos de estos objetos que pretendían exportarse al exterior, tratando de encubrir falsamente el envío, como artefactos sin valor, y en el caso de los dientes de tiburón, se pretendía mandar una caja con destino a Estados Unidos y otra a España.

La mayoría de los dientes estaban en perfecto estado, el más grande, de unos 15 centímetros de largo, por unos 10 centímetros de ancho, por lo que su valor podría ser "extremadamente alto", destacó.

Vásquez advirtió que el crecimiento del tráfico de fósiles desde Perú es notorio. "Durante el 2006 realizamos 461 incautaciones y en el 2007 ya llevamos 947 operativos exitosos de este tipo", dijo.

Anunció que Perú ha conseguido incluir a los fósiles en la lista roja de la organización mundial de museos, para incrementar el combate al tráfico cultural.

La arqueóloga del INC, Cecilia Pachas, dijo que en el país existen zonas ricas en fósiles, como Ica y Arequipa, al sur de la nación, y Loreto, en la selva.

"Tenemos dientes de escualos, grandes peces, incluso troncos, todos fosilizados, que tratan de ser enviados por vía aérea, e incluso hemos decomisado estos objetos en los bolsos de los pasajeros", dijo.

Lamentó que no existan penas, "hasta el momento", por tratar de sacar de Perú estos bienes culturales que, indicó, necesitan por lo menos diez mil años para formarse.

"Todos estos bienes son patrimonio cultural nacional, por lo que no pueden salir de las fronteras", agregó, al afirmar que Perú está entre los países más ricos del mundo en fósiles.

"El tráfico de fósiles se está convirtiendo en algo muy lucrativo. Cada vez hay más gente en el exterior interesada en poseer uno de estos objetos, que dentro del Perú no tienen demasiado valor", dijo el también arqueólogo del INC, Juan Sebastián León.