11 de octubre de 2006

Perú.- El líder de Sendero Luminoso conocerá el viernes el veredicto del juicio en el que se le procesa por terrorismo

LIMA, 11 Oct. (EP/AP) -

Abimael Guzmán, el líder y fundador del grupo subversivo peruano Sendero Luminoso, conocerá el próximo viernes, día 13, el veredicto del juzgado civil que le procesa desde hace un año y que podría condenarle nuevamente a cadena perpetua por el delito de terrorismo.

Guzmán está siendo procesado en el denominado "megajuicio" junto con otros 23 senderistas, incluidos 10 miembros de la cúpula, quienes son acusados de haber llevado a cabo en la década de los ochenta y principios de los noventa, una ola de terror con atentados con explosivos, masacres de comunidades campesinas y asesinatos selectivos. Se calcula que esta guerra interna causó la muerte a aproximadamente 70.000 personas.

Es la segunda vez que Guzmán y sus colaboradores son juzgados en Perú, después que fueron anuladas las sentencias que les impusieron tribunales militares en la década de los noventa.

En 2003, el Gobierno de Alejandro Toledo derogó la severa legislación antiterrorista, dictada por su antecesor Alberto Fujimori (1990-2000), y se ordenó que se abrieran nuevos juicios en el fuero civil a todos los acusados por terrorismo.

La Fiscalía ha pedido para Guzmán, de 71 años, y para los miembros de su cúpula una pena de cadena perpetua, y ha solicitado que los 24 inculpados paguen conjuntamente 3.000 millones de soles () como reparación civil.

"Una pena blanda sería una burla para la ciudadanía porque todos los peruanos nos sentimos agraviados por el terrorismo. Fuimos de alguna manera víctimas del impacto de las acciones terroristas. Todos vivimos los apagones, los coches bombas, los crímenes", manifestó el procurador del Estado para casos de terrorismo, Guillermo Cabala, a la agencia oficial 'Andina'.

El "megajuicio" comprende cuatro procesos: el referido a una matanza de 69 campesinos en la comunidad de Lucanamarca; el caso de la academia César Vallejo, que funcionaba como centro de adoctrinamiento de rebeldes; el caso 'El Diario', que fue un medio de difusión de los mensajes subversivos; y por los diversos crímenes y atentados cometidos entre 1980 y 1992.

En el transcurso del juicio, iniciado el 26 de septiembre del 2005, Guzmán no se mostró colaborador con los jueces. "Soy un combatiente revolucionario y rechazo totalmente ser terrorista", dijo en una ocasión, según informaciones de medios de comunicación.

El juicio se celebra en una sala acondicionada en la Base Naval de El Callao, donde Guzmán y otros líderes rebeldes se encuentran recluidos.

El líder de Sendero Luminoso fue capturado por la policía en 1992, por lo que el grupo armado se vio neutralizado. Actualmente, el grupo rebelde está reducido a bandas dispersas que se esconden en la selva y brindan protección a narcotraficantes a cambio de dinero.