29 de abril de 2008

Perú.- Más de 35.000 personas de Ica se benefician del trabajo de ACH tras el terremoto del verano pasado

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Desde el terremoto que el pasado veraño asoló la región peruana de Ica, dejando más de 360.000 damnificados, Acción contra el Hambre ha llevado a cabo una intervención de emergencia en agua y saneamiento destinada a cubrir las necesidades inmediatas de 35.790 personas.

Durante los primeros seis meses, el equipo desplazado a la zona ha distribuido agua a casi 30.000 personas, construido 700 letrinas que podrán utilizar cerca de 1.500 familias, instalado 40 contenedores de basura y rehabilitado gran parte de las infraestructuras de drenaje.

Y para proporcionar una ayuda duradera, que sea sostenible, ACH ha dado formación en buenos hábitos de salud e higiene a 17.559 personas y ha proporcionado 2.500 filtros de agua a las familias para que sigan disponiendo de agua segura durante al menos dos años más.

"Cuando llegamos aquí, estos beneficiarios sólo disponían de una media de seis litros de agua potable al día, tres veces menos de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud", declaró Bárbara Mineo, jefa de misión de Acción contra el Hambre en Perú.

Una vez finalizada la fase de emergencia, la población se enfrenta ahora a un duro período de reconstrucción. Acción contra el Hambre permanecerá en la zona desarrollando dos proyectos en Pisco y Chincha.

Por un lado, busca la rehabilitación de los sistemas de agua potable del distrito de Independencia y del distrito de Huáncano; y por otro mejorar de las condiciones de vida de los pescadores de Chincha, uno de los colectivos más afectados por el terremoto.

Para ello, la organización cuenta con la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y de la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament (ACCD).