17 de agosto de 2007

Perú.- Más de 500 familias entierran a sus muertos mientras continúa el rescate de cuerpos en Perú tras el terremoto

LIMA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Más de medio millar de familias enterraron hoy a sus muertos en la ciudad peruana de Pisco, una de las más afectadas por el terremoto de 7,9 grados de intensidad en la escala Richter que se produjo el miércoles por la tarde en la costa sur del país, mientras continúa el rescate de víctimas.

"Las personas están abriendo hoyos todos al mismo tiempo porque las autoridades han dicho que hay plazo hasta las 2:00 p.m. para enterrar a sus muertos, por lo que están haciendo todo muy rápido. El cementerio que se está instalando es del tamaño aproximadamente de dos canchas de fútbol y la gente ha comenzado a excavar con lampas y algunos incluso con sus propias manos. La situación que se vive en muy intensa y dolorosa", informó la enviada especial a Pisco del diario peruano 'El Comercio'.

"Necesitamos ayuda de las autoridades porque no comemos nada. Tengo que estar durmiendo en cualquier local que encuentre con mi familia, buscando algún conocido que me dé a mí y mi familia cobijo por la noche", afirmó Félix Advínculo, un ciudadano de Pisco que vive con su familia a la intemperie desde que se produjo el fatal suceso.

El citado diario informa también de una niña de 11 años que desapareció después de que se desatara la alarma ante la posibilidad de tsunami en esa ciudad. Según sus familiares, la menor comenzó a correr y se perdió, sin que por el momento haya pistas de su paradero. Estos son algunos de los testimonios de 85.000 damnificados por el seísmo.