19 de abril de 2007

Perú.- Una misión de la UNESCO viajará la próxima semana a Perú para evaluar el estado de conservación de Machu Picchu

PARIS, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una misión de la UNESCO viajará en los próximos días al Santuario Histórico de Machu Picchu (Perú) ante la preocupación manifestada por el Comité del Patrimonio Mundial por el estado de conservación de este excepcional sitio arqueológico andino y de su entorno natural.

La misión, formada por delegados de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) y del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), estará encabezada por representantes del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Los miembros de la misión se entrevistarán con diferentes partes interesadas, representantes de las comunidades locales y funcionarios gubernamentales, con vistas a hacer un balance de los progresos realizados en la aplicación del plan maestro de conservación.

También evaluarán el desarrollo urbanístico incontrolado de la ciudad de Aguas Calientes, al pie de Machu Picchu; las repercusiones de la construcción de un puente en el aumento del tránsito hacia el santuario; y los planes para ampliar infraestructuras turísticas.

Además, examinarán los medios para aumentar la participación de las comunidades locales en el plano social, vigilar la evolución de la fauna y la flora locales, y verificar la aplicabilidad del plan de preparación contra los riesgos que puede correr el sitio.

En efecto, en los últimos años el santuario ha sido víctima de desprendimientos de tierras e incendios que tuvieron resultados catastróficos, tanto por la pérdida de vidas humanas ocasionada como por el deterioro causado a su estado de conservación.

La misión intervendrá en una serie de talleres a los que acudirán unos 60 participantes, en representación de la sociedad civil y de instituciones locales, regionales y nacionales, para incrementar la participación de las comunidades locales en la gestión del sitio.

La organización de la visita se ha preparado en colaboración con las autoridades peruanas y sus conclusiones se plasmarán en un informe que será presentado en la próxima reunión del Comité del Patrimonio Mundial, cuya celebración está prevista para julio.