17 de agosto de 2007

Perú.- El PMA inicia la distribución de alimentos entre las víctimas del terremoto

LIMA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas anunció que distribuirá con urgencia asistencia alimentaria por un valor de hasta 500.000 dólares como respuesta inmediata a las víctimas del fuerte terremoto que sacudió la costa sur de Perú.

Los alimentos para esta emergencia provendrán de las bodegas que mantienen en existencia alimentos destinados a otras operaciones de desarrollo que lleva adelante la oficina de país. Esta iniciativa de distribuir alimentos surge tras una solicitud de asistencia del Gobierno del Perú. Los alimentos serán distribuidos a través del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA).

Adicionalmente, el centro sub-regional de emergencias del PMA en Ecuador está coordinando con el Gobierno ecuatoriano el envío de 14 toneladas métricas de raciones de emergencia de alto valor nutritivo en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, y el envío por tierra de unas 127 toneladas métricas de arroz.

"Necesitamos actuar lo más rápido posible porque la situación ya es bastante mala y todavía no hemos cuantificado aún la gravedad de los daños en otras zonas afectadas", dijo Guy Gauvreau, Representante del PMA en Perú.

"Aunque la mayor parte de las muertos y heridos se han registrado en la provincia de Ica, todavía no sabemos con certeza cuál es la situación en las provincias vecinas de Chincha y Cañete, particularmente en la provincia de Pisco, de donde provienen reportes de gran cantidad de daños en las viviendas", agregó Gauvreau.

"Tememos que la cifra de muertos pueda aumentar y que los sobrevivientes necesiten ayuda inmediata hasta que la infraestructura local y los sistemas de distribución sean reconstruidos", dijo el Representante del PMA.

Gauvreau dijo que PMA pudo responder rápidamente a esta emergencia gracias a que había en el país alimentos almacenados distribuidos por el PMA como parte de sus programas desarrollo en el Perú. "Estos alimentos en inventario nos han permitido responder en solo 12 horas, lo que significa que hemos tenido un buen comienzo para aliviar el sufrimiento y la devastación que ha traído este desastre", añadió.

Uno de los retos que podrían enfrentar las agencias de ayuda sería el mal estado en que quedaron las carreteras. Hubo informes iniciales de que algunos tramos de la carretera Panamericana sufrieron daños. Además se desconocen las condiciones las carreteras en zonas más remotas.