16 de julio de 2007

Perú.- Un representante indígena muere de un disparo en medio de una manifestación sindical

LIMA, 16 Jul. (EP/AP) -

Un representante indígena murió de un balazo hoy en medio de una protesta en una zona cercana a Andahuaylas, al sureste del país, según informó la policía. Mientras se multiplican las manifestaciones convocadas por maestros estatales y sindicalistas, a las que se han sumado los campesinos.

La policía en Andahuaylas, a 440 kilómetros al sureste de Lima, confirmó telefónicamente a AP la muerte de Jorge Altamirano, un representante indígena que participaba en una protesta junto con unas 200 personas en las afueras de la ciudad. Recibió un impacto de bala, que le ocasionó la muerte, según el informe.

El oficial, que habló bajo condición de que su nombre no fuera citado, aclaró que al menos siete personas, incluso dos policías, fueron heridas a bala.

Al menos mil indígenas mantenían cerrandas las principales rutas de acceso a esa ciudad, y se enfrentaban ante decenas de efectivos policiales que disparaban gases lacrimógenos para tratar de dispersar a los manifestantes.

Radios locales informaron del choque entre manifestantes que trataban de mantenerse por la fuerza en la plaza de armas en la ciudad --de alrededor de 30.000 habitantes en su mayoría indígena--, y que está en paro desde el 11 de julio para pedir políticas estatales para la protección de campesinos y demandan la reducción de costes de semillas y productos para la producción agrícola.

Los indígenas se han sumado al paro de maestros estatales, y de la federación sindicalista nacional, que se inició el 5 de julio, para presionar por sus demandas.

Desde que empezaron las protestas, tres personas han fallecido en el país. El 10 de julio, en Apurímac, una muchacha de 13 años murió tras ser impactada en su cabeza por un tronco arrojado por manifestantes.

Al día siguiente, en Satipo, centro del país, un hombre murió por impacto de bala en un enfrentamiento callejero en el que no intervino la policía, y al que se suma ahora la muerte de Altamirano.

En ciudades como Cusco y Arequipa, al sureste del país, grupos de indígenas, junto con maestros y sindicalistas, mantenían hoy los bloqueos en las vías, en manifestaciones que se confundían por sus proclamas, unas en favor del agricultor, y otras por la suspensión de una ley de control y actualización de maestros estatales, expedida el miércoles.

El jefe del consejo de ministros, Jorge del Castillo, dijo que estaba dispuesto a enviar una comisión a Andahuaylas, pero aclaró que bajo la condición de que se suspendan las protestas.

El ministro del Interior, Luis Alva Castro, informó que la policía ha detenido en todo el país desde el inicio de las protestas a 298 personas hasta este lunes por bloquear y manifestarse violentamente, en tanto el sindicato de maestros ratificó que mantendrán la protesta hasta que el gobierno muestre su disposición al diálogo.