15 de noviembre de 2007

Perú.- Un sacerdote extremeño sale mañana hacia Perú como misionero para atender a 86 aldeas

Perú es una de las dos zonas de misión de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

HORNACHOS (BADAJOZ), 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sacerdote de Hornachos (Badajoz) Leonardo Terrazas, de 44 años, partirá mañana hacia Perú para iniciar su labor como misionero en el país andino, concretamente en el departamento de Cajamarca.

El misionero saldrá en avión de Madrid a las 12.00 horas del mediodía con dirección a Lima (Perú), desde donde partirá hacia Sorochuco, en Cajamarca, donde acompañará a otro misionero y amigo, Joseli, quien lleva ya 15 años en Perú.

Sobre su nueva etapa, Joseli ya le ha dado "algo de información por correo electrónico, porque allí las comunicaciones son complicadas. "Por lo que me ha dicho, atienden a 86 aldeas y una ayuda le vendrá bien", dice el religioso, quien, en cuanto a su labor, señala que hará "de todo, una labor pastoral, de llevar el Evangelio, y atención y ayuda".

Perú es una de las dos zonas de misión de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, que tiene allí sacerdotes desde hace 25 años. La otra es Zimbabwe, donde está otro misionero hornachego, Nemesio Frías.

Lorenzo se muestra algo "esperanzado" ante esta "nueva etapa" de su vida en Perú, donde permanecerá un tiempo indeterminado, "según vea las necesidades de allí y según las necesidades de la Archidiócesis", aunque anuncia que "posiblemente pueda venir a pasar las navidades del año que viene".

CARIÑO DE LOS PARROQUIANOS.

Por otra parte, se ha mostrado "tremendamente agradecido" por las muestras de cariño y apoyo de los vecinos de las poblaciones donde ha ejercido de párroco, en las que se ha recaudado 15.000 euros como ayuda al misionero.

Y es que en sus 19 años de sacerdocio, Terrazas ha pasado por las parroquias de Llerena, Casas de Reina, Villagarcía de la Torre, San José en Badajoz, Calera de León, Cabeza la Vaca y Usagre.

"Todos los pueblos han colaborado, y por supuesto la comunidad cristiana de Hornachos, que organizó dos tómbolas con tan buen resultado que se hicieron también en Usagre. Allí además organizaron una representación teatral en colaboración con Villagarcía de la Torre", explica el misionero, que asegura que "lo mas importante es la muestra de afecto, el cariño y el ánimo de saber que cuentan conmigo, es un motivo de alegría irse sabiendo que no voy solo".

Leonardo Terrazas no quiso despedirse sin enviar un "mensaje de agradecimiento y esperanza a los que se quedan, a mi familia" y sin mostrar el orgullo por su pueblo, que junto a Segura de León es el que más vocaciones tiene, "hay una pluralidad rica en vocaciones y órdenes.

Cuando un misionero se va es una cierta llamada a mover la inquietud, que repercute en el que se va y en el pueblo. Hornachos es un pueblo cristiano y eso hay que demostrarlo en todos los acontecimientos de la vida". Por otra parte, quiso tener un recuerdo con el alcalde de Hornachos, Bernardino Romero, fallecido esta mañana en Madrid.