17 de agosto de 2007

Perú.- Save the Children atiende a víctimas en zonas de difícil acceso y recuerda que los niños son los más vulnerables

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La organización Save the Children ya ha comenzado a atender a las víctimas del fuerte terremoto que sacudió el miércoles el sur de Perú, para lo cual se ha trasladado a las zonas de más difícil acceso a las que aún no ha llegado la ayuda, como Santiago, Subtanjalla, Parcota y Tinguiña, para evaluar los daños.

La ONG española, que lleva varios años trabajando en la zona más afectada por el terremoto, que tuvo una magnitud de 7,9 grados en la escala de Richter, precisó que afortunadamente no se han producido víctimas entre el personal de Save the Children ni de su contraparte, pero sí daños en los proyectos que desarrolla.

"No tenemos aún mucha información de las zonas rurales, pero el 80% de las casas de Pisco han quedado destruidas, así como más de 16.000 casas en Chincha Alta y 300 en Ica. 150.000 personas se han quedado sin hogar y eso que sólo conocemos los datos del 50% de la zona", afirma Mª José Gómez, cooperante de Save the Children en Perú.

La ONG recuerda que en situaciones como la que se está viviendo en Perí los niños son los más vulnerables. "No sólo porque tienen más dificultades para acceder a la ayuda, sino porque son más vulnerables a posibles abusos o convertirse en víctimas de tráfico infantil", según Boris Aristín, responsable de emergencias de Save the Children.

Por eso, el responsable de la ONG española asegura que la protección de los menores debe ser "prioritaria", y recuerda que se necesitan "de forma urgente" al menos 30.000 tiendas de campaña, mantas, alimentos, pastillas potabilizadoras, ropa y también protección para los niños.

Además del reparto de ayuda de emergencia, Save the Children está centrando sus esfuerzos en ayudar a los niños huérfanos y aquellos que han quedado separados de sus familias. "Hay que crear zonas seguras para que los niños y niñas estén a salvo y trabajar en la reunificación de los niños solos con sus familiares", añadió.

Por último, hizo un llamamiento urgente de ayuda y abrió cuatro cuentas bancarias para recaudar cualquier donativo, "por pequeño que sea". Las cuentas son SCH: 0049 0001 52 2410019194, Caja Madrid: 2038 1004 71 6800009930, La Caixa: 2100 1727 12 0200032834 y BBVA: 0182 5900 88 0010020207.