23 de agosto de 2007

Perú.- Solidariedade Internacional abre tres cuentas para recaudar fondos destinados a reconstruir las zonas afectadas

PONTEVEDRA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ONG Solidaridad Internacional de Galicia ha abierto tres cuentas bancarias en Caixa Galicia, Caixanova y Banco Pastor para recaudar fondos que se destinarán a reconstruir las zonas afectadas por el terremoto de Perú. Con los recursos obtenidos se financiarán varias obras para habilitar viviendas temporales destinadas a la población.

De este proyecto, que se llevará a cabo en varias localidades asoladas por el seísmo, se podrán beneficiar más de 150 familias. Solidaridad Internacional de Galicia destinará inicialmente a esta causa una cantidad de 10.000 euros, a la que se añadirán las aportaciones solidarias recibidas durante esta campaña de colaboración.

Aunque no trabajan directamente en la zona del terremoto, el presidente de esta ONG gallega, Alberto García Cerviño, explicó que Solidaridad Internacional está desarrollando proyectos de cooperación en las regiones de Lima, Cuzco y Amazonia, con colaboradores desplazados.

Precisamente, las iniciativas desarrolladas con motivo del terremoto se han diseñado en coordinación con la Agencia Española de Cooperación, que reunió a las organizaciones no gubernamentales que operan en la zona, entre las que figura Solidaridad Internacional.

Desde el año 2000, Solidaridad Internacional de Galicia ha realizado varios proyectos en Perú, entre ellos, la mejora del sistema productivo en el Caserío de San Antonio de Pachachacae, conducciones de agua potable a las comunidades campesinas de la zona de Huacán, y dotación de infraestructuras en el instituto Santa Rosa de Lima.

COMERCIO JUSTO.

Por otra parte, Solidaridad Internacional de Galicia abrirá a finales de octubre en las Galerías de La Oliva, en Pontevedra, su tercera tienda de comercio justo, que se suma a las existentes en Orense y La Coruña. El establecimiento ofrecerá productos elaborados por cooperativas de África, Asia y América Latina.

La oferta incluye objetos de artesanía y alimentación, como café, té, chocolate, cacao, prendas textiles, un surtido de papelería, bisutería y decoración, entre otros productos suministrados por medio centenar de proveedores.