5 de septiembre de 2007

Perú.- Trabajadores de Renault España en Valladolid liberan un fondo social de 60.000 euros destinado a los damnificados

La ayuda será canalizada a traves de Cruz Roja, en un acto que tendrá lugar mañana en la sede de la ong en la capital vallisoletana

VALLADOLID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Portavoces del Comité Intercentros de Renault España en Valladolid, en nombre de todos los trabajadores, decidió por unanimidad liberar del fondo social 60.000 euros en concepto de ayuda para destinarlos a los damnificados por el terremoto en Perú.

Mañana jueves, a las 11.00 horas y en la sede de Cruz Roja en Valladolid, está previsto hacer entrega de esta ayuda de la mano de Pedro González, secretario del Comité Intercentros de Renault España. La ayuda será recibida por Ángel Gil, presidente Provincial de Cruz Roja en Valladolid, que valoró la iniciativa como "una nueva muestra de la solidaridad de los ciudadanos en favor de los damnificados".

El pasado miércoles 15 de agosto de 2007, un terremoto de 7,9 grados de magnitud en la escala Richter sacudió Perú, causando serios daños en la región de Ica y en la provincia de Huarochiri, en la región de Lima.

Desde entonces, 15 delegados de Cruz Roja Española permanecen en Perú para dar apoyo a la operación. Estas personas son miembros de las Unidades de Respuesta en Emergencia (ERU) de Logística que se ocupa de la recepción, compra y almacenamiento de la ayuda, así como de la ERU de Distribuciones y de la ERIES (Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias) de apoyo psicosocial.

Además de este apoyo, se están realizando cursos de formación con el objetivo de capacitar al personal voluntario de la Cruz Roja Peruana en la atención psicosocial a los damnificados, un apoyo fundamental en una tragedia de estas características.

Gracias a dos aviones fletados por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), se enviaron unas 42 toneladas de ayuda humanitaria consistente en paquetes higiénicos, mantas, kits de cocina, toldos para alojamiento temporal, tiendas de campaña familiares, depósitos plegables de 20 litros y pastillas potabilizadoras de agua.

El envío de esta ayuda, así como la adquisición y distribución de otros bienes de primera necesidad, que se está realizando de manera local, fue posible gracias a las aportaciones solidarias realizadas por la ciudadanía española y a la financiación obtenida de instituciones públicas, diferentes organismos, empresas...etc.

En las próximas semanas, Cruz Roja comenzará la fase de post emergencia en la zona afectada por el terremoto, que contempla proyectos de rehabilitación de viviendas, proyectos de preparación para desastres, formación y fortalecimiento de la Cruz Roja Peruana.