27 de agosto de 2007

Perú.- La Unidad Canina de Rescate regresa tras desarrollar labores humanitarias y de desescombro en Perú

HUELVA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Unidad Canina de Rescate del Ayuntamiento de Huelva ha regresado a la provincia onubense tras permanecer un total de cinco días en Pisco (Perú), zona que se vio afectada por un terremoto de 7,9 en la Escala Richter el pasado día 15.

En rueda de prensa, la concejal de Policía y Bomberos del Ayuntamiento de Huelva, Carmen Sacristán, destacó la "valentía" y la labor desarrollada en el país peruano por la Unidad Canina, centrada fundamentalmente en maniobras de desescombro y distribución de ayuda humanitaria.

Uno de los cuatro bomberos integrantes de la Unidad Canina, Antonio Rodríguez, detalló que llegaron a la zona afectada por el seísmo una vez transcurridas 32 horas y se encontraron una situación de "descontrol" y "caos", con una población "muy alarmada y nerviosa debido a la falta de agua y de alimentos".

En este sentido, otro de los integrantes de la unidad, Miguel Suárez, aseguró que el objetivo del que se traslada por vez primera a una zona afectada por un seísmo "es encontrar a alguien con vida", pero aseguró que esto "es realmente complicado, pues las posibilidades de un hallazgo de este tipo son muy pocas una vez transcurridos dos días".

Por último, Miguel Suárez destacó como elemento "común" en catástrofes de este tipo la "alta tasa de desorganización", fundamentalmente, según precisó, "a la hora de organizar a los equipos de que llegan de fuera".

La Unidad Canina de Rescate se activó en la mañana del pasado día 16 de agosto tras recibir noticias de un terremoto de 7,9 en la escala Richter al sur de Lima, en Perú.

La Unidad Canina del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Huelva se enmarca desde el año 2001 en la ONG 'Bomberos sin Fronteras', desde la que se coordina la intervención en este tipo de catástrofes.

Esta unidad especial del Consistorio fue fundada en el año 1996, está integrada actualmente por seis efectivos y cuatro perros y ha participado en catástrofes en Taiwán, Turquía, El Salvador, La India, Bolivia, Argelia, Irán, Marruecos y Filipinas. Además, ha llevado a cabo varias acciones formativas en Hispanoamérica.