8 de noviembre de 2007

Pobreza.- Zapatero confía en que llegue un tiempo en que la única guerra que la humanidad declare sea contra la pobreza

Afirma que la igualdad de oportunidades económicas y sociales es "la gran necesidad" de la actualidad

SANTIAGO DE CHILE, 8 Nov. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confió hoy en que con el respaldo de la comunidad internacional a Naciones Unidas llegue un tiempo, el primero de la historia, donde "la única guerra que toda la humanidad declare sea a la pobreza y a la miseria".

Y es que para Zapatero la igualdad de oportunidades económicas y sociales es "la gran necesidad" del tiempo actual, aunque también defendió que en aquellos países en los que no ha llegado la democracia, se produzca una "intensa lucha" por conseguir un "régimen de democracia y de libertad", ya que la democracia supone la "gran esperanza para la extensión de los derechos fundamentales".

Así se expresó en un discurso en la mesa redonda 'La Alianza Mundial para el Desarrollo', en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la que también participaron el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en un acto al margen de la Cumbre Iberoamericana que arranca hoy en Santiago de Chile.

El presidente aseguró que el principal compromiso de España es luchar contra la pobreza porque esta nación, dijo, "no estará plenamente satisfecha aunque su nivel de vida siga creciendo mientras haya tanta desigualdad, tanta desesperanza y miseria, especialmente en Latinoamérica".

Por eso, indicó, España, además de estar en la primera línea de la defensa de las políticas de la ONU, también quiere estar la primera en la ayuda al desarrollo, de ahí su intención de destinar el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) a este tipo de ayuda si los socialistas acceden a una segunda legislatura. En este sentido, destacó que de los 5.000 millones de euros que se destinarán en 2008 a Ayuda al Desarrollo, más del 40% irán destinados a América Latina.

NO HAY OTRA PRIORIDAD QUE LOS OBJETIVOS DEL MILENIO

Por otra parte, remarcó la necesidad de cumplir los Objetivos del Milenio fijados por la ONU en 2000 para reducir el hambre y la pobreza y consideró que, en caso de que no se cumplan en el plazo fijado, 2015, habría que hacer una "moción de censura internacional", de la que España, por su compromiso en este sentido, estaría excluida. El presidente aseveró que "no hay otra obligación prioritaria" que la de dedicarse al cumplimiento de estas metas.

El jefe del Gobierno indicó que "otros modelos, otros tiempos y otras políticas han puesto de manifiesto que no se puede pensar sólo en buenos números económicos sin tener buenos números sociales". "La experiencia demuestra --añadió-- que hacer cohesión social no consume riqueza" sino que la "construye".

Por otra parte, Zapatero subrayó la lealtad de España con la ONU, algo de lo que, dijo, Ban Ki Moon es consciente. El secretario general, dijo, sabe que España es un país "leal, activo" en pro de construir una comunidad internacional que, bajo la administración de Naciones Unidas, "sea capaz de orientar un orden internacional donde la paz, la extensión radical de los derechos humanos a todos los rincones de la tierra, la erradicación de la pobreza y las desigualdades constituya el gran afán de todos los países" y de manera singular de las más prósperas.