26 de mayo de 2016

La policía boliviana interviene una manifestación de personas discapacitadas

  • La policía boliviana interviene una manifestación de personas discapacitadas
REUTERS

   LA PAZ, 26 May. (Notimérica) -

   Alrededor de un centenar de personas discapacitadas se manifestaron el miércoles en las oficinas presidenciales de La Paz (Bolivia) para pedir un aumento de las pensiones. Cumplido un mes del comienzo de las protestas, esta última manifestación se ha saldado con cuatro heridos y con la detención de seis personas, que según las autoridades, ninguna es discapacitada.

   Los manifestantes llegaron a La Paz después de haber recorrido 400 kilómetros a pie, con muletas y sillas de ruedas, para protestar contra las bajas pensiones que reciben por parte del Gobierno, las cuales son de una ayuda anual de 150 dólares, y de las que piden que se cambie por un subsidio mensual de 73 dólares.

   A su llegada a la Plaza Murillo, los cuerpos de seguridad les impidieron el paso con cañones de agua, un dato impactante al tratarse de personas discapacitadas, situación que se une a otras iguales de tensas, como la de algunas personas en silla de ruedas colgadas de pasos de peatones a modo de presión para que el Gobierno ceda ante sus peticiones.

   A pesar de las escenas que se han vivido en la manifestación, el Gobierno no ha respondido como pretendían los manifestantes, ya que según declaraciones del Ejecutivo durante este mes de protestas, el Gobierno no podrá llevar a cabo la inversión millonaria que requiere dicha petición, pero que en su lugar ofrecerá empleo y el acceso subvencionado a la sanidad.

   Por otra parte, el comandante departamental de Policía, José Luis Araníbar, reportó el jueves siete efectivos heridos por armas punzocortantes y objetos contundentes que confirman que fueron usadas por los manifestantes al intentar entrar en la Plaza Murillo.

   "Frente a la actitud violenta por intentar ingresar a Plaza Murillo, las fuerzas del orden detuvieron el miércoles a seis de los agresores, que no son personas con discapacidad, de los cuales, la mayoría han sido puestos en libertad", indicó Araníbar. Éste también confirmó la presencia entre los heridos del subcomandante departamental, Abel Galo de la Barra.

   El jefe de la Policía advirtió que pese a estas agresiones los cuerpos de seguridad continuarán con su tarea de preservar la integridad física de las personas con discapacidad, el centro político del Estado y la propiedad pública y privada.