18 de mayo de 2015

La Policía de Waco teme represalias tras el mortal tiroteo entre moteros

La Policía de Waco teme represalias tras el mortal tiroteo entre moteros
FACEBOOK WACO POLICE DEPARTMENT

SAN ANTONIO, 18 May. (Reuters/EP) -

   La Policía de Waco ha manifestado su preocupación sobre posibles represalias tras la detención de 192 supuestos miembros de bandas moteras, después del tiroteo entre grupos rivales en el que han muerto nueve personas en esta ciudad del estado de Texas.

    La pelea, que involucró a miembros de al menos cinco bandas moteras, empezó poco después del mediodía y rápidamente se convirtió en una batalla con palos, cuchillos y cadenas en el restaurante Twin Peaks Sports Bar and Grill, situado en el centro de la ciudad. Según ha informado la Policía, ningún transeúnte ni agente han resultado heridos.

   "Hemos sido amenazados durante toda la noche", ha asegurado el sargento de Policía, Patrick Swanton, en una rueda de prensa, donde ha agregado que el personal sanitario también ha recibido amenazas. "Los eventos de ayer eran chicos malos contra chicos malos. Cuando nuestros agentes llegaron, estos chicos malos apuntaron contra ellos", ha dicho.

   Cuando algunos de los moteros comenzaron a disparar, la Policía se desplazó al lugar y también emitió algunos disparos. Cuando terminó el tiroteo, varios cuerpos estaban esparcidos en los alrededores del restaurante. Según la Policía de Waco, más de 100 armas fueron recogidas en el lugar de los hechos y casi 200 personas detenidas en relación con la mortal reyerta.

   De momento no se ha revelado información sobre cómo se tratará al masivo grupo de personas detenidas. Algunas de ellas están acusadas de participar en actividades de crimen organizado y probablemente se enfrentarán a cargos relacionados con el derramamiento de sangre una vez que concluya la investigación, ha asegurado Swanton.

   "Quizás algunos de ellos han sido meros testigos, pero muchos están involucrados en los disparos, por lo que pueden ser acusados de cargos criminales", ha detallado el agente. De momento, la zona de Twin Peaks permanecerá cerrada al menos siete días "debido al peligro actual que representa para nuestra comunidad", ha explicado.

MOTOS, CERVEZA Y SANGRE

   Twin Peaks es una cadena de restaurante conocida por sus camareras con poca ropa y la gran cantidad de comida y cerveza que sirven. Según la Policía, el lugar se había convertido en los últimos meses en punto de encuentro de miembros de bandas moteras. En este contexto, los agentes habían pedido a los gerentes del restaurante que parasen estas reuniones pero no prestaron atención.

   Entre las bandas involucradas en los altercados se encontraban los Bandidos Motorcycle Club, que según el Departamento de Justicia tiene entre 2.000 y 2.500 miembros en Estados Unidos y otros trece países y es la principal rival de la también conocida Hells Angels.

   "Los Bandidos trafican y distribuyen cocaína y marihuana y están involucrados en la producción, transporte y distribución de metanfetaminas", según un comunicado del Departamento de Justicia.

   Las bandas tratan de pasar desapercibidas lo máximo posible para evitar que la atención se centre en sus actividades criminales. Pero la tensión entre Los Bandidos y al menos otros cuatro grupos moteros en Texas ha estallado en esta reunión en Waco, donde estaban presentes alrededor de 200 personas.

   El enfrentamiento parece haber comenzado con un empujón en el baño que ha llegado hasta el restaurante y se ha extendido posteriormente hasta el aparcamiento, donde se encontraba la Policía por la previsión de algún problema. "Se intensificó rápidamente de una pelea con puñetazos a una con cuchillos e inmediatamente a un enfrentamiento con armas", ha señalado Swanton.

   "Estamos horrorizados por los actos violentos y criminales que han ocurrido en el restaurante. Compartimos el trauma de la comunidad", ha dicho a través de un comunicado un socio de la franquicia Twin Peaks, Jay Patel.