3 de diciembre de 2015

Los precandidatos republicanos relacionan el tiroteo en San Bernardino con el terrorismo islámico

WASHINGTON, 3 Dic. (Reuters/EP) -

Los precandidatos republicanos a la Presidencia de Estados Unidos han advertido de que el reciente tiroteo en San Bernardino (California), que se ha cobrado la vida de 14 personas, es un signo de que los estadounidenses corren el riesgo de enfrentarse a radicales islamistas en territorio nacional.

Ted Cruz, senador por Texas, ha criticado en una reunión de la Coalición de Judíos Republicanos que se ha celebrado este jueves en Washington que el presidente, Barack Obama, no ha logrado llevar a cabo las medidas necesarias para proteger el país.

Para Cruz, que ocupa las primeras posiciones en los sondeos para las primarias republicanas, los sucesos de San Bernardino evidencian que Estados Unidos necesita un jefe de Estado "para los tiempos de guerra".

Al contrario que los demócratas, que han pedido leyes más estrictas sobre armas para evitar ataques, Cruz ha anunciado sus planes de celebrar este viernes un evento para reivindicar la segunda enmienda de la Constitución.

La también aspirante a conseguir la nominación republicana Carly Fiorina ha apuntado en una entrevista concedida a la cadena conservadora Fox News que lo ocurrido en California "tiene todos los elementos de un ataque terrorista" lanzado a nivel doméstico.

Donald Trump, que lidera los sondeos, ha ido un paso más allá y ha indicado que el ataque podría estar relacionado con el "terrorismo islamista". "Cuando me enteré, me imaginé que tal vez no, pero resulta que probablemente esté relacionado", ha dicho.

George Pataki, ex gobernador de Nueva York, ha citado otras matanzas en Estados Unidos para probar que hay una versión deformada del islam y defender que la libertad de expresión amparada por la Constitución no se extiende a los discursos radicales.

Marco Rubio ha sido mas cauto, limitándose a señalar que Occidente está librando una guerra contra "el islamismo apocalíptico". "No debemos separar la amenaza a Jerusalén y Tel Aviv de la amenaza a París, Londres o Nueva York", ha apostillado.

En la misma línea, Jeb Bush ha jurado proteger a Israel. "Restauraré la confianza que une a Estados Unidos e Israel y enviaré al mundo un mensaje inequívoco de que llevamos a cabo un esfuerzo común para derrotar a los enemigos de la civilización", ha dicho.

El senador de Carolina del Sur Lindsey Graham, un halcón de la política exterior que quiere enviar más tropas a Irak, ha asegurado que emprenderá una política agresiva contra Estado Islámico. "Mataremos a todos los bastardos que encontremos", ha alertado.

Para leer más