18 de marzo de 2016

Precauciones para evitar las enfermedades más frecuentes si viajas por Iberoamérica

Precauciones para evitar las enfermedades más frecuentes si viajas por Iberoamérica
NOTIMÉRICA

MADRID 18, (Notimérica)

¿Estás pensando en viajar a algún país de Iberoamérica? Tanto si has elegido está región por negocios o para disfrutar de las vacaciones es importante que conozcas las enfermedades infecciosas más frecuentes que se registran en ella y puedas evitarlas previniendo su aparición.

Además de las características particulares de cada lugar como la temperatura, la ubicación geográfica o el clima, debes tener en cuenta dónde vas a alojarte, la higiene y saneamientos que presenta el lugar al que vas y las enfermedades más frecuentes de la zona.

Por eso, conviene reforzar la inmunidad del organismo antes de partir y tomar las medidas preventivas adecuadas para mantener un buen estado de salud. Es importante saber si se necesitan vacunas antes de ir al destino elegido y, en caso afirmativo, hacer uso de las mismas.

Algunas vacunas de rutina que se recomienda actualizar o "reforzar" antes de viajar son: para la difteria, el sarampión, las paperas, la rubéola (vacuna triple viral), la polio y el tétanos.

Otras vacunas recomendadas son: Hepatitis A, Hepatitis B, Antimeningocócica y Antitifoidea.

Simples precauciones como limpiar con frecuencia tus manos usando agua y jabón o un limpiador a base de alcohol, evitar pararte o nadar en ríos, arroyos o lagos de agua dulce que estén contaminados con aguas residuales o excrementos de animales puede ser de gran ayuda a la hora de evitar contraer una posible infección.

De acuerdo con el portal 'Caribbean News', las enfermedades infecciosas a las que te puedes exponer, la forma en que se transmiten y el tipo se agrupan en torno a siete grupos.

GRUPO 1: ALIMENTOS Y AGUA

Una de las cosas más básicas en este sentido es tener consciencia de que el agua del grifo ha sido tratada con suficiente cloro o que proviene de áreas con buena higiene para evitar la infección.

Hay que tomar precauciones y evitar el consumo de los alimentos crudos como las verduras que no han sido lavadas y/o desinfectadas previamente o las frutas que no se han lavado con agua limpia aunque estén peladas.

Además, los alimentos deben estar bien cocidos, de lo contrario ofrecen un riesgo considerable de infección, así como los productos lácteos sin pasteurizar (leche o queso), es decir, crudos, pues pueden albergar microorganismos peligrosos y bacterias dañinas para el organismo, tales como la Salmonella, E. coli y la Listeria, que son especialmente peligrosos para las personas con sistemas inmunitarios debilitados, de anciana edad, mujeres embarazadas y niños, según la Administración Estadounidense de Comida y Drogas.

Teniendo esto en cuenta, la comida y el agua contaminados pueden ocasionar diversas enfermedades como la hepatitis A (inflamación aguda del hígado), la diarrea del viajero (calambres abdominales, naúseas, hinchazón), la fiebre tifoidea (ulceración intestinal y fiebres altas) y la cólera (diarrea secretoria).

GRUPO 2: VECTORES

Normalmente son insectos, mosquitos, garrapatas, pequeños organismos que transmiten enfermedades a través de la picadura, como el Aedes aegypti, que transmite denge (síntomas gripales), chikungunya (fiebres, artritis epidémica) y Zika (fiebre leve y erupciones en la piel).

Algunas de las precauciones que debes tomar en el caso de los insectos son utilizar repelentes contra éstos que contengan DEET o picaridina siempre que estés al aire libre y llevar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo. Del mismo modo, puede ser útil hacer uso de un toldillo de cama o mosquitera para dormir.

Otras enfermedades comunes por picadura son el paludismo (malaria, fiebres agudas), la fiebre amarilla (fiebre e ictericia) y encefalitis japonesa.

GRUPO 3: ZOONOSIS (ANIMALES)

Se trata de enfermedades propias de los animales que accidentalmente pueden ser transmitidas a las personas a través de mordeduras, contacto con los animales y sus excrementos o el consumo de carne y lácteos provenientes de un animal infectado.

Por eso, es necesario protegerse y desconfiar de los animales que puedan no estar vacunados y se encuentren en libertad.

Las enfermedades infecciosas zoonosis que se pueden contraer son la rabia (inflamación del encéfalo), fiebres hemorrágicas (fiebre, cefaleas, dolores en la espalda, conjuntivitis), tularemia (fiebres, escalofríos, dolores, diarrea, tos), brucelosis (fiebres altas y cambios bruscos de temperatura) y Leptospirosis (fiebre, cefalea, dolores musculares, articulares y óseos, ictericia, insuficiencia renal, hemorragias).

GRUPO 4: CONTACTO SEXUAL

Otra de las opciones para evitar enfermedades infecciosas es practicar sexo con protección.

Las más comunes son VIH/SIDA (deficiencias en el sistema inmunitario), sífilis, hepatitis B (necrosis hepatocelular e inflamación del hígado) y es posible que Zika.

GRUPO 5: CONTAGIO POR SANGRE Y FLUIDOS

En este caso el contagio se produce por contacto directo por la sangre u otros fluidos, el uso de jeringuillas, tatuajes o perforaciones en la piel.

Las más frecuentes son la Hepatitis B y C (lesión en el hígado), paludismo y VIH/SIDA.

GRUPO 6: POR AIRE

Dentro de este grupo, las enfermedades transmitidas por el aire son: Tuberculosis (tos, fiebre, sudores, pérdida de peso), sarampión (pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre, síntomas catarrales), viruela (abultamientos en la cara y en el cuerpo), peste neumónica (afectación grave de los pulmones), neumonía (inflamación de los pulmones), gripe (atacas las vías respiratorias y produce fiebre, dolor de cabeza y malestar general), tos ferina (tos violenta que produce sensación de asfixia y dificulta la respiración), difteria (fiebre y dificultad para respirar), paperas (afecta al sistema nervioso), meningitis (inflamación de las meninges).

GRUPO 7: POR SUELOS Y PAREDES

A este grupo pertenecen aquellas enfermedades infecciosas que se transmiten por contacto, fundamentalmente sobre heridas, con superficies sucias o con falta de higiene, ya sean suelos, paredes u otras.

Las principales son: ascariasis (parásito intestinal), trichuriasis (infección en el intestino grueso por parásito intestinal), carbunco (puede ser letal) y tétanos (violentas contracciones musculares).