27 de julio de 2012

La presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo denuncia al ex apoderado

BUENOS AIRES, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo, Hebe de Bonifani, ha denunciado este jueves al ex apoderado de la fundación, Sergio Schocklender, por las "intimidaciones y amenazas" que ha recibido desde que se destapara el escándalo de malversación de fondos.

Los abogados de las Madres de la Plaza de Mayo han presentado este jueves el escrito en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, que ha recaído sobre el juzgado número uno, a cargo del juez Ariel Lijo.

De Bonifani ha relatado que "desde que Schocklender obtuvo la libertad bajo fianza", ha recibido llamadas en su teléfono móvil y en la sede de Madres de la Plaza de Mayo en Buenos Aires, en las que "se escuchan "ruidos, risas y una voz poco audible que repite: 'Ya estoy en libertad y no descansarán'".

La presidenta de la fundación ha detallado que las llamadas se producen a partir de las 18.00 horas, cuando todos los colaboradores se van a casa y ella se queda sola, "una práctica que el imputado conoce".

Además, ha indicado que varios testigos han visto a Schocklender "deambulando frente a la sede de Madres de la Plaza de Mayo, ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 1584, observando desafiante su interior".

"El día 24 entró en un bar ubicado en el barrio con dos personas de sexo masculino, elevó la voz en clara intención de ser escuchado y anunció que buscaba un apartamento para alquilar en la manzana", ha revelado, según informa la agencia de noticias Télam.

Por todo ello, las Madres de la Plaza de Mayo han denunciado a Schocklender por un delito de amenaza agravada, tipificado en el artículo 149 bis del Código Penal, y, en consecuencia, han solicitado una medida cautelar que le prohíba acercarse a menos 500 metros a la sede capitalina.

De Bonifani ha argumentado que, "tras los graves delitos cometidos (por Schocklender) en perjuicio de la fundación, donde defraudó y traicionó la confianza depositada en él, su cercanía despierta entre las madres angustia, ansiedad, inseguridad y temor".

Schocklender, su hermano Pablo y el contable Alejandro Gotkin fueron detenidos por apoderarse de 14,5 millones de pesos (unos 2,5 millones de euros) de los fondos estatales entregados a las Madres de la Plaza de Mayo para un plan de construcción de viviendas sociales.