6 de agosto de 2009

Presidente italiano es arrastrado en escándalos de Berlusconi

ROMA (Reuters/EP) - El escándalo sobre la vida privada de Silvio Berlusconi dio un nuevo giro el miércoles cuando el presidente italiano fue forzado a negar que había pedido a directores de periódicos que no publicaran escandalosas transcripciones que tenían en su poder.

Paolo Guzzanti, senador y ex aliado de Berlusconi, realizó acusaciones sexuales explícitas sobre Berlusconi en su blog y dijo que estaban respaldadas por transcripciones telefónicas "que todo los directores de periódicos tienen, pero han decidido no utilizarlas ante la petición del presidente (Giorgio) Napolitano".

Napolitano publicó un comunicado diciendo que la afirmación de Guzzanti de que habría ejercido presión sobre directores de periódicos es "totalmente infundada".

Berlusconi, de 72 años, ha enfrentado una creciente presión sobre su vida sexual desde inicios de mayo, cuando su esposa Verónica anunció que estaba buscando el divorcio, diciendo que ella no puede permanecer con un hombre que "frecuenta a menores".

El enfoque inicial de la amistad de Berlusconi con una adolescente de 17 años fue pronto eclipsado por las acusaciones de que habría pagado por compañía femenina en sus fiestas. Una de las acompañantes dijo que había dormido con él y que tiene grabaciones de audio para probarlo.

Berlusconi negó haber pagado por sexo, pero afirma que "no es un santo".

Su popularidad ha caído durante el verano de escándalos, pero aún goza del 49 pro ciento en los índices de aprobación y de una confortable mayoría en ambas Cámaras del Parlamento.