6 de mayo de 2015

Primer joven brasileño que se forma en el Teatro Bolshói de Rusia

Primer joven brasileño que se forma en el Teatro Bolshói de Rusia
INSTAGRAM

BRASILIA, 6 May. (Notimérica) -

   El joven David Motta tenía apenas 13 años cuando viajó a Rusia para formar parte de la célebre Escuela del Teatro Bolshói en Moscú, donde ningún brasileño se ha formado hasta entonces. Ahora, cinco años más tarde, Motta acaba de terminar los estudios y ya ha sido invitado para actuar en la compañía a partir de septiembre.

   En entrevista al diario 'Folha de São Paulo', Motta contó que viajó al país sin hablar inglés ni ruso, y que pasó por momentos difíciles, que ya forman parte del pasado.

   Con 18 años, el joven nacido en la ciudad de Cabo Frio (Río de Janeiro), tiene una trayectoria sorprendente. Comenzó a bailar tras acompañar a su prima a una clase de danza, y acabó siendo descubierto por un ojeador que asistió a una audición de una de sus representaciones. Motta fue invitado a hacer un curso de verano en el Teatro Bolshói de Nueva York (Estados Unidos), y después recibió la invitación para ir a Rusia.

   Nunca antes un brasileño había protagonizado una historia similar, aunque otros tres talentos nacionales ya forman parte del equipo de baile del Teatro Bolshói. Todos ellos estudiaron en la filial de la escuela en Brasil, localizada en Joinville (Santa Catarina).

   Motta es hijo de un guardia municipal y de una auxiliar de servicios, cuya financiación no permite el gasto de alojamiento en Rusia, por lo que recibe una ayuda de 1.600 dólares al mes de el Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño y de una ayuda de su exprofesora Regina Corvello.

   Según el bailarín, "hay muchos celos y envidia", especialmente por parte de los rusos, que "a veces genera muchos problemas". El brasileño confesó que la rutina es pesada, con clases de 9.00 a 18.00 horas y ensayos tras ellas. "Piden el 100 por cien de ti todo el día, a todas horas. No importa si estás enfermo, cansado o sintiéndote mal", dijo Motta al diario.

   La filial del Teatro Bolshói en Brasil es la única institución acreditada por la escuela rusa, y ya ha formado 227 bailarines en 15 años de actuación.