28 de septiembre de 2014

Los problemas de tener un 'Starbucks' dentro de la CIA

Los problemas de tener un 'Starbucks' dentro de la CIA
JOHN VIZCAINO / REUTERS

WASHINGTON, 28 Sep. (Notimérica/EP) -

   Una idea que parece bastante inocente pero que en realidad no lo es. Tomar un café en la cadena de cafeterías 'Starbucks' es algo que cualquier persona puede hacer normalmente. El funcionamiento es sencillo: la persona en cuestión pide un café, el camarero pone el nombre del cliente en el vaso y finalmente se entrega el pedido.

   Pues bien, la idea de un supervisor de esta cadena de cafeterías de poner un 'Starbucks' dentro de la CIA tiene algunas lagunas, ya que para asegurar que la identidad de su personal siga siendo oculta, los dependientes de la cafetería tienen que lidiar con los alias que la gente se pone para que su nombre no sea revelado.

   Los clientes del 'Starbucks' dentro de la CIA "pueden utilizar los alias que quieran, no me importa", aseguró el supervisor de los servicios de alimentación en la Agencia Central de Inteligencia tal y como recoge el diario 'Washington Post'. Se pide que la identidad de los consumidores permanezca oculta, para que ésta no se pueda publicar por cuestiones de seguridad.

   Además, los dependientes pasan por rigurosas entrevistas y verificación de antecedentes, teniendo que ser escoltados por la agencia de "guardaespaldas" para salir de su área de trabajo.

   Este 'Starbucks' carece de cualquier tarjeta de fidelización de clientes, ya que los funcionarios temen que los datos almacenados en las tarjetas pueda ser explotado por los vendedores, prefiriendo mantenerlos en secreto.

   Por otro lado, a parte de los problemas internos de lo que una cafetería de estas características pueda tener en un sitio como es la CIA, es uno de los 'Starbucks' más activos de Estados Unidos, donde miles de analistas y agentes, economistas, ingenieros, cartógrafos o todo tipo de trabajador que forme parte de la CIA piden un café para relajarse o activarse, al igual que la gente normal.

   Te puede interesar...

   Así monta la CIA sus exposiciones

   Así se llega a ser miembro de la CIA