8 de junio de 2016

El proceso de paz en Colombia no frena el número de desplazamientos

El proceso de paz en Colombia no frena el número de desplazamientos
REUTERS PHOTOGRAPHER / REUTERS

BOGOTÁ, 8 Jun. (Notimérica) -

A pesar de que la paz cada vez está más cerca en Colombia, miles de personas continúan sufriendo las consecuencias de un conflicto armado cuyos orígenes se remontan a la década de 1960.

De acuerdo a un informe presentado por la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) y la Red Pluriversitaria para la Construcción de Territorios Sumak Kawsay, 225.842 colombianos abandonaron su hogar en 2015, llegando a 961 municipios distintos.

Esta cifra supone un nueve por ciento más que los desplazados del año 2014 (204.832), siendo los indígenas, afrodescendientes y las mujeres los más afectados.

Pero, ampliando el 'abanico' temporal, el dato es aún más desalentador: en total, el número acumulado ya suma 7.345.023, siendo Colombia el país con mayor número de desplazados por delante de otros como la República del Congo, Iraq, Sudán y Sudán del Sur.

Del total de personas desplazadas el pasado año, el 35,5 por ciento son menores de edad y el 56,9 son adultos. "En términos de género, 52,5% son mujeres, 47,4% hombres y 0,1% población LGTBI", señala el reporte.

Si se puede sacar algún dato positivo, este es que el número es 'bajo' si se compara con los años de los gobiernos de Andrés Pastrana y Álvaro Uribe (519.047 y 739.053 respectivamente), cuando se implementaron el Plan Colombia y la Política de Seguridad Democrática, de acuerdo al diario 'El Especatador'.

Según señala el informe, la reparación completa del daño causado a las víctimas deberá incluir construcción de "viviendas, hospitales, centros educación, fuentes de trabajo, acompañamiento psicosocial, museos y otras iniciativas de verdad y memoria, además de los debidos procesos de justicia, indemnización y demás ejercicios de garantía de derechos y oportunidades para las personas, las colectividades y los pueblos".

Además, según cálculos de Codhes, el 17 por ciento corresponde a comunidades afro mientras que el 6 por ciento a pueblos y comunidades indígenas --sobre los datos del 2015--.

"La continuación de la militarización de los territorios de comunidades étnicas sigue siendo uno de los factores determinantes del desplazamiento y el despojo. El accionar de los Grupos Paramilitares Post-desmovilización (GPD) con el ánimo de mantener el control sobre la población y expandir sus dominios en los posibles vacíos territoriales que dejarían las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia); la acción de las FARC en el período sin tregua y la de los demás grupos subversivos afectan de manera desproporcionada a comunidades afro e indígenas", asegura el documento.

Sin embargo, el conflicto entre el Gobierno colombiano y distintos grupos guerrilleros revolucionarios no son la única causa de esta crítica situación.

Así, el reporte señala otros factores como la invasión y el despojo de territorios para favorecer actividades económicas "legales e ilegales", la implementación de obras de infraestructura y mega proyectos, la consolidación de territorios en torno a productos de uso ilícito, la persecución, la extorsión, la violencia sexual y la impunidad.