25 de noviembre de 2014

Producir medio kilo de carne necesita casi 8.000 litros de agua

Producir medio kilo de carne necesita casi 8.000 litros de agua
GUSTAVO CABALLERO/GETTY

WASHINGTON, 25 Nov. (Notimérica) -

   La carne de res es uno de los alimentos que necesita una mayor cantidad de agua, energía y recursos naturales para su producción. Así, para producir sólo medio kilo de carne son necesarios 7.700 litros (una libra) de agua, mientras que para producir medio kilo de arroz basta con 1.250 litros.

   Son datos aportados por la División de Cambio Climático y Sostenibilidad del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dados a conocer en el espacio 'minutopedia' que produce la entidad.

    Según destaca Agustín Cáceres, responsable de la comunicación y relaciones externas de dicha división en Washington, la industria ganadera es responsable del 18 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, incluyendo el 9% del carbono y el 37% de metano, "que es un gas mucho más contaminante".

   Por ello, la incorporación de más carne en nuestras dietas encierra importantes peligros para el medio ambiente. Como dato, cada vaca emite al año 90 kilos de metano, un gas 23 veces más contaminante que el carbono, lo que equivale a la misma polución que se genera al quemar 120 litros de gasolina.

   Se calcula que reduciendo el consumo de carne a la mitad, una persona podría reducir su huella de carbono total en más de un 35%. Si sólo comiera pescado la reduciría casi en un 50% y si se hiciera vegetariano la diferencia podría alcanzar el 60 por ciento.

   "Además de reducir las emisiones, comer menos carne traería otros grandes beneficios como bajar el nivel de colesterol, o reducir las calorías consumidas", señala Cáceres.

CULTIVOS

   Según el BID, más de dos tercios de la superficie cultivada en el Planeta se destinan en la actualidad a la producción de piensos y pastos para el ganado, mientras solo el 8% se dedica a la producción de alimentos para consumo humano. El 50% de los antibióticos producidos a nivel mundial también se destinan a la ganadería.

   Como consecuencia del crecimiento de la clase media en los países en vías de desarrollo y de la incorporación cada vez de más carne en su dieta, se estima que la demanda global de carne crecerá en más del 70% hacia 2050.

    "Si toda la población mundial consumiera tanta carne como se consume en Estados Unidos o en Europa, sería necesario destinar una superficia agrícola dos tercios mayor a la que está cultivada en la actualidad", destaca Cáceres, quien precisa que no hace falta que nos hagamos todos vegetarianos.

   La clave, según los expertos, está en reducir nuestro consumo de carne y optar por comer más verduras y sobre todo, que hayan sido producidas localmente.