4 de julio de 2015

Protestan contra el cierre de milongas bailando tango en Buenos Aires

Protestan contra el cierre de milongas bailando tango en Buenos Aires
FLICKR PEDRO IGNACIO GURIDI

BUENOS AIRES, 4 Jul. (Notimérica) -

La Asociación Organizadores de Milongas (AOM) reunión a al menos un centenar de personas que bailaron tango delante de la Municipalidad de Buenos Aires para protestar por el cierre de varias milongas en las últimas semanas.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA), a través de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) ha clausurado en los últimos tiempos unas diez milongas, algunas de las cuales en realidad operaban ilegalmente.

Como medida de protesta, la AOM convocó el pasado viernes a que todo aquel que quisiera se sumara a una milonga en plena calle: frente a la Municipalidad se reunieron al menos un centenar de personas que bailaron tango al compás de Gardel.

El motivo de la AGC para clausurar las milongas que operaban en la legalidad fueron, aparentemente, problemas de seguridad, si bien algunas de las milongas clausuradas fueron reabiertas días o semanas después.

Entre las milongas clausuradas había algunas que llevaban funcionando casi un siglo, si bien otra de ellas era un edificio moderno que, según alegó el presidente de la AOM, Julio Bazán, "cuenta con todas las comodidades de una moderna discoteca".

Bazán explicó además que no se trata de un problema de seguridad: "Las clausuras se hacen por una cuestión burocrática. El permiso se renueva anualmente y la Dirección de Habilitaciones y Permisos se toma seis meses para extenderlo. Es decir, tengo que tramitarlo seis meses antes de que me venza, es bastante ilógico".

Desde la AOM, como explicó Bazán, denuncian que los cierres fueron sumarios y exigen que antes del cierre haya diálogo con los organizadores de las milongas: "La AGC dejó acéfala a la Unidad encargada. Queremos diálogo, que designen una persona idónea con autoridad para llevar esto a buen puerto".

Por su parte, la AGC ha desmentido que haya una persecución y desde la Dirección General de Fiscalización y Control señalaron al diario 'Clarín': "En un universo de 450.000 establecimientos en la Ciudad --desde clubes hasta bares--, las milongas legales no superan las 80 y no son problemáticas".

EL FANTASMA DE CROMAÑÓN

El tema de las habilitaciones de locales de baile es delicado en la ciudad de Buenos Aires, después de que un incendio en una discoteca durante un concierto provocara 194 muertos y más de 1.000 heridos en diciembre de 2004.

La discoteca se llamaba República Cromañón y, por ello, el infausto hecho fue conocido como 'la tragedia de Cromañón' y después se descubrió que el local infringía numerosas medidas de seguridad.

El local tenía habilitación del Gobierno de la ciudad, aunque la certificación de los bomberos estaba caducada y había un agente de la Policía Federal sobornado para brindar seguridad al local y que no se tomaran medidas por la contravención de las medidas de seguridad.

Sin embargo, el organizador de una de las milongas clausuradas, Jorge Rodríguez, señaló que, a diferencia de las discotecas, en las milongas "la gente no se pelea, no se emborracha ni se droga y es todo muy tranquilo".