24 de noviembre de 2016

Protestas en La Paz por el racionamiento de agua

LA PAZ, 24 Nov. (Notimérica) -

En medio de la situación de emergencia nacional por sequía, los bolivianos salieron a las calles de La Paz para protestar por el racionamiento de agua decretado por el Gobierno de Evo Morales.

En el sur de la ciudad, unos 800 manifestantes se manifestaron contra la medida, bloqueando la avenida de Calacoto, una de las principales vías de la zona, y quemaron a un muñeco que representaba al mandatario boliviano. Además, los vecinos de esta zona han interpuesto una demanda en contra de las antiguas y las actuales autoridades de la empresa de agua.

La demanda penal, presentada por el abogado Juan Carlos Camacho, incluye al responsable de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (APSS), Víctor Hugo Rico; al gerente de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas) de La Paz, Marcel Claure; y a las exautoridades Benecio Quispe y Ruddy Rojas.

"Los delitos son, básicamente, por afectación a los recursos públicos, inclumplimiento de deberes y otros. Son 94 barrios afectados, están más de diez días y el agua no es bebible", denunció Camacho en 'Cadena A'.

"Agua sí, Evo Morales no", "¡Esto no es sequía, esto es corrupción!", fueron algunos de los cánticos que pudieron escucharse durante la manifestación, a la que asistieron personas de diferentes sectores de la sociedad.

Ante esta situación, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, aseguró que el Gobierno va por el buen camino. "Hemos mejorado, se está avanzando paso a paso", apuntó, de acuerdo con el diario 'La razón'.

Morales, por su parte, consideró que, "por ahora, una solución inmediata es con cisternas", ya que las "soluciones estructurales tienen su tiempo". "Por eso pedí al Ejército, mediante el Ministerio de Defensa, este plan de distribución de agua por cisterna", agregó.

EMERGENCIA NACIONAL POR SEQUÍA

El Gobierno de Bolivia decretó el lunes emergencia nacional a raíz de la sequía y el déficit hídrico que experimenta el país, tal y como informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Según dicho medio, el gabinete reunido de emergencia aprobó el Decreto Supremo 2987, el cual permite movilizar los recursos económicos de alcaldías, gobernaciones y del Ejecutivo.

De acuerdo con Morales, se tata del año más caluroso de los últimos 100 años, por lo que la sequía ha afectado más de lo esperado.

Para paliar este problema, desde la institución han conformado equipos de trabajo que, junto con los ministerios, se encargan de la disposición de cisternas y tanques en los lugares más críticos, así como de la perforación de pozos y de la captación de nuevas aguas.

"Esta emergencia de agua hay que convertirla en una oportunidad para mayores inversiones en el país", sentenció Morales.