16 de febrero de 2007

R.Dominicana.- La visita de ballenas jorobadas a República Dominicana incentivan el turismo y el aumento de los ingresos

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Bahía de Samaná y el Banco de la Plata reciben entre enero y abril la visita de unas 500 ballenas jorobadas, cuyo ritual de apareamiento atrae cada año a miles de turistas a esta región del noreste de República Dominicana.

La directora de la Oficina de Turismo de República Dominicana para España y Portugal, Aída Rosa Pezzotti, explica que la temporada de observación de ballenas se inicia entre mediados de enero y principios de abril y destaca que "la observación de estos cetáceos constituye actualmente la principal fuente de ingresos por actividad turística en Samaná".

Las ballenas jorobadas que se concentran en Samaná y que proceden de sus áreas de alimentación situadas en la costa este de Estados Unidos, Canadá, Groenlandia e Islandia, desarrollan un recorrido de unos 65.000 kilómetros durante los cuales no se alimentan, como tampoco lo hacen durante su estancia reproductiva en aguas dominicanas.

República Dominicana promueve a nivel internacional la observación de estos cetáceos como una alternativa económica a su caza. En 1994 estableció un conjunto de regulaciones para el desarrollo de esta actividad, que actualmente sirve de ejemplo para el resto de la industria de observación de ballenas del mundo.

Debido a la importancia que reviste la presencia de estos animales, en 1986 el Poder Ejecutivo declaró la zona del Banco de la Plata y la Bahía de Samaná como Santuario de Mamíferos Marinos. Algunas pictografías dejadas por los indígenas en las paredes de las cuevas del Parque Nacional Los Haitises y el diario de navegación de Cristóbal Colón demuestran la presencia histórica de las ballenas jorobadas en Samaná.

La Península de Samaná se encuentra en pleno proceso de dinamización turística gracias a la gran inversión, tanto privada como pública, que pretende convertir esta región en un nuevo referente turístico del Caribe. Esta inversión ya se ha empezado a materializar con la apertura del nuevo Aeropuerto Internacional de Samaná (AISA), también conocido como El Catey, el pasado mes de noviembre y la construcción de la autopista que unirá en tres horas Santo Domingo con la zona.

El nuevo aeropuerto, que se abrió el pasado 1 de noviembre con una inversión de 70 millones de dólares (53 millones de euros), transportó hasta el pasado 15 de diciembre a 9.088 personas. En la actualidad, este aeródromo está transportando hasta 1.750 personas cada día en movimientos de entrada y salida en 18 vuelos semanales. Su capacidad operativa máxima es de 600 personas/hora.