23 de mayo de 2019

Se reactiva el caso olvidado de la muerte de Lola Chomnalez, una adolescente argentina asesinada en Uruguay

Se reactiva el caso olvidado de la muerte de Lola Chomnalez, una adolescente argentina asesinada en Uruguay
TWITTER / @ALANCACERES5

MONTEVIDEO, 23 May. (Notimérica) -

Una nueva detención ha puesto de nuevo sobre la palestra mediática el feminicidio de Lola Chomnalez, una joven argentina que fue asesinada en Uruguay pocos días antes del final de año de 2014.

La adolescente, de 15 años, había viajado hasta la localidad costera de Barra Valizas (Uruguay), junto a su madrina. Tenían pensado pasar la última semana del año, sin embargo, el 28 de diciembre Chomnalez salió para ir a la playa y nunca volvió.

Dos días después, su cuerpo sin vida fue hallado semienterrado entre las dunas, a seis kilómetros del lugar donde desapareció. Tras la realización de la autopsia, el equipo forense estipuló que la muerte había sido producida por asfixia y descartaron que la adolescente hubiera sido víctima de abuso sexual antes de ser asesinada. Por ello, las hipótesis barajadas es que fuese víctima de un robo, pues su mochila apareció a 200 metros de donde fue hallado su cuerpo y sin dinero.

Si bien se iniciaron investigaciones para dar con la persona culpable de la muerte de la adolescente, su caso permanecía impune desde 2014. La falta de pruebas incriminatorias paralizó las indagaciones sobre el homicidio, pero esta semana la petición de un procesamiento ha reactivado el caso.

El actual fiscal de la causa, Jorge Vaz, ha solicitado el procesamietno y la prisión preventiva para Ángel Moreira Marín, 'El Cachila', a quien considera coautor de la muerte de la argentina. Moreira, de 33 años, ya fue detenido en 2015 en relación con el suceso por las contradicciones que mostró en su declaración.

Entonces, tal y como recoge el diario 'El País', Moreira Marín habría admitido haberse cruzado con Chomnalez en el camino, y habría asegurado que posteriormente la vio desvanecida, aunque niega haber tenido nada que ver con el crimen. Asimismo, la madre de la víctima, Adriana Belmonte, denunció en 2015 ante los medios las contradicciones de Moreira. "Primero dijo que le ofreció una estampita, después que la vio descompensada, después que habló con ella y como se asustó, se fue. Es una locura", declaró Belmonte.

Sin embargo, durante las primeras investigaciones pudo verificarse que su ADN no coincidía con el de la sangre hallada en la mochila de la víctima, por lo que fue puesto en libertad.

Ahora, el fiscal ha recurrido para detener e investigar a Moreira Marín una serie de conclusiones de la perito semióloga que participó en su última declaración indagatoria. El fiscal indicó que "entre otras cosas la perito logró determinar que el sospechoso, cuando hablaba de cosas que no le generaban preocupación tenía un lenguaje no-verbal cómodo y cuando se le preguntaron cosas relativas al homicidio tenía gestos restrictivos, hacía ademanes y movimientos corporales. Eso complicó su situación", recoge la agencia 'Télam'.

Los padres de Chomnalez viajaron a Uruguay a principios de este mes con el objetivo de reunirse con el fiscal y hablar sobre los primeros resultados de la nueva fase de la investigación. Según indicaron a 'El País, se sienten "aliviados con este procesamiento", tal y como indica Adriana Belmonte, madre de la víctima, quien además asegura que es solo "la primera puerta que se abre".

Respecto a Moreira, indica que "está imputado como coautor. Hay una firme hipótesis de que él actuó con al menos con una persona más, yo creo que son dos más, y es de esperar que aparezcan los que han hecho esto", continúa la madre, quien ha dedicado los últimos cuatro años y medio de su vida a que se haga justicia por Lola.

Para leer más