13 de julio de 2016

¿Qué se reclama con el paro camionero en Colombia?

¿Qué se reclama con el paro camionero en Colombia?
GETTY

BOGOTÁ, 13 Jul. (Notimérica) -

El paro camionero que se está produciendo en Colombia ha batido el récord de duración al completar el pasado viernes 32 días. Desde hace semanas, el gremio de transportistas se mantiene en huelga afectando a más de 20 departamentos de todo el país.

Esta movilización comenzó el pasado 7 de junio como pretexto para presionar al Gobierno y conseguir alzas en las tarifas de carga, reducción en los precios del combustible y los peajes y un plan que facilite la renovación de la flota camionera del país.

Para el presidente ejecutivo del gremio de camioneros (Asecarga), Jairo Herrera Murillo, los problemas están identificados y correlacionados: "un exceso de oferta cada vez más alto, producto de las debilidades de las políticas de chatarrización de vehículos, que a su vez genera un impacto a la baja en los costos de los fletes (un tipo de contrato de transporte de mercancías por vía marítima) o en las tarifas por movilización que recibe el transportador".

Según la Ley 336 de 1996, el Estado debe regular por medio de un 'Índice de Precios' o 'Índice de Costos', el acuerdo pactado entre el transportador y quien contrata su servicio. De esta manera, los fletes deben responder a una política tarifaria del transporte de carga terrestre.

Según la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), pese al ajuste del nuevo sistema de información de costos, hoy el sector recibe fletes del 2008 con gastos del 2016, lo que significa que con tanta oferta no existe ninguna forma de estabilizar los precios.

Este exceso de oferta es producido por una debilitación en la política de chatarrización. El Ministerio de Transporte establece que el 20 por ciento de los camiones tienen más de 20 años de uso, mientras que el 45 por ciento está entre los cinco y los 20 años.

Además, se ha producido una competencia desleal debido a este exceso de oferta. De acuerdo con las cifras establecidas por el Ministerio de Transporte, Asecarga calcula que uno de los parques automovilísticos de Colombia está compuesto por 383.500 vehículos, de los cuales cerca de 65.000 son camiones de gran tonelaje y el resto lo ocupan en su mayoría los camiones sencillos, los furgones y las volquetas (vehículos automóviles que poseen un dispositivo mecánico para volcar la carga que transportan en un cajón que reposa sobre el chasis del vehículo).

Herrera ha calculado que entre los camiones pequeños que ostentan, menores a las diez toneladas, hay unos 50.000 por chatarrizar, buena parte de estos matriculados de manera ilegal. Esta financiación es realizada por los propios camioneros, ya que el Ministerio de Transporte ha decidido destinar esos recursos a la construcción de vías de cuarta generación, dejando sin fondos para la chatarrización de este año, y debiendo la de alrededor de 500 camioneros.

No obstante, según el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, este sábado ambas partes vuelven a reunirse en la mesa de diálogos buscando llegar a un acuerdo, al tiempo que se reforzaron los trámites de las pólizas de automóviles para los vehículos que decidan trabajar.

Este paro ya ha causado algunos accidentes como el ataque al gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, al que le tiraron una piedras. En este marco, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó este martes desplegar a las Fuerzas Armadas en las principales carreteras para garantizar la seguridad de los conductores.

Santos ha subrayado que "el Gobierno no va a permitir que la violencia se imponga" por lo que ha pedido al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, "que militarice aún más las carreteras" y "capture a todos los responsables" de estos ataques.