República Dominicana: origen del nombre del país

República Dominicana: origen del nombre del país
9 de octubre de 2018 NOTIMÉRICA / PIXABAY - ARCHIVO

   SANTO DOMINGO, 9 Oct. (Notimérica) -

   La República Dominicana es una de las islas caribeñas que más turistas alberga año tras año. Su fama de territorio paradisíaco llama la atención de millones de personas alrededor del mundo. Además, el país destaca por la cultura musical que allí se ha desarrollado, como el merengue y la bachata, los mejores ejemplos de ello.

   Todo esto es tremendamente conocido tanto dentro como fuera de la nación. Sin embargo, el territorio aún guarda algún que otro secreto, como la etimología de su nombre.

   Durante la colonización, Cristóbal Colón bautizó a la isla como Santo Domingo, que pasaría a llamarse 'Estado Independiente del Haití español' tras la independencia del territorio en 1821. En 1822, los ciudadanos autóctonos tomaron de nuevo el control del territorio y simplificaron la denominación previa en 'Haití'.

   Esa denominación aunaba a los actuales Haití y República Dominicana. Sin embargo, en 1844 se produjo una escisión en la que la isla se dividió en dos naciones independientes, dando lugar a la estructura geopolítica que hoy conocemos.

   Desde entonces, la historia de ambos países tomó un camino distinto. Mientras Haití optó por una deforestación feroz que le ha llevado a una pobreza a largo plazo, República Dominicana decidió incentivar su patrimonio natural cultivando una economía sustentada en un 90 por ciento por el turismo.

   En cuanto al topónimo actual de República Dominicana, existen diferentes versiones acerca de su etimología pero la versión más extendida es aquella que la relaciona con la orden religiosa de los Dominicos en la isla y, por ende, con su fundador Santo Domingo de Guzmán.

   La labor humanitaria que los miembros de los Dominicos realizaron fue fundamental para el desarrollo socio cultural de la nación. Defendieron los derechos de los indígenas como nunca antes se había hecho y dotaron de una educación básica a casi toda la población. Tras la separación de ambos países se adoptó el nombre de República Dominicana en honor a esta orden, algo que ha perdurado hasta hoy en día.