9 de octubre de 2015

Rescatados 237 cuerpos tras el alud de El Cambray en Guatemala

CIUDAD DE GUATEMALA, 9 Oct. (Notimérica) -

   Ya son 237 las personas que han muerto a causa del alud que hace una semana sepultó un centenar de viviendas en la localidad de El Cambray II, en el sur de Guatemala, según el último balance ofrecido por los fiscales que trabajan en la zona de la tragedia.

   Pero los efectivos de emergencias aún buscan a unas 350 personas entre los escombros, según han reconocido las autoridades guatemaltecas, ya sin esperanza de encontrar supervivientes debido al tiempo que ha pasado desde el corrimiento de tierra.

   Hasta ahora, se han removido 25.000 metros cúbicos de tierra en El Cambray II, según ha informado la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), que está analizando cuánto prolongará la búsqueda, teniendo en cuenta la creciente inestabilidad del suelo por la continuidad de las lluvias torrenciales en la zona.

   Unas 400 personas han sido evacuadas, la mayoría a albergues públicos donde no dejan de llegar bienes de primera necesidad, ante la perspectiva de que la reconstrucción será lenta debido al nivel de destrucción y a la falta de recursos.

   En la zona trabajan más de 90 vehículos gracias a las donaciones de combustible realizadas por Shell, Perenco y la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo), informó Conred.

Cargando el vídeo....

UNA GRIETA EN LA PARTE ALTA DE LA MONTAÑA.

   El desprendimiento se produjo a última hora del pasado jueves por la crecida del río Pinula, causada a su vez por las intensas precipitaciones. La zona ya había sido declarada de alto riesgo por Conred debido al desgaste del terreno en estos años.

   De acuerdo con un estudio realizado por la Unidad del Sistema de Información Geográfica del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), una grieta en la parte alta de la montaña sería la causa del deslizamiento en el sector El Cambray II, en Santa Catarina Pinula.

   El área continúa en riesgo ya que, según el estudio, existe una grieta similar adonde ocurrió el deslizamiento.

   Según la Conred, los residentes en El Cambray I y II fueron avisados en 2008 de que podría producirse una catástrofe natural de estas características, pero que seguían viviendo ahí porque "se hace prácticamente imposible trasladar a más de 35.000 personas a otro sitio".

   La Fiscalía ha abierto una investigación para determinar si hay responsabilidad penal, mientras que el Gobierno se ha comprometido a revisar los protocolos de prevención y respuesta en caso de desastres naturales.