26 de diciembre de 2014

Rescatan con éxito los cuerpos de los fallecidos en el accidente de avioneta en el norte de Colombia

Rescatan con éxito los cuerpos de los fallecidos en el accidente de avioneta en el norte de Colombia
COLPRENSA

BOGOTÁ, 26 Dic. (Colprensa/Notimérica) -    

   Los equipos de rescate han tardado casi 24 horas en recuperar los cuerpos de los siete tripulantes que fallecieron el pasado 25 de diciembre, en el departamento colombiano de Santander, en el norte del país, tras sufrir un accidente en la avioneta en la que viajaban. Las labores de rescate se iniciaron la noche del miércoles, pero las difíciles condiciones del terreno han hecho que se alargasen más de lo previsto. Las causas siguen siendo desconocidas.

   Según fuentes oficiales del Puesto de Mando Unificado de la Gobernación, el rescate se debió realizar por vía terrestre, pues unos fuertes vientos impidieron que este se pudiera realizar por vía aérea con la ayuda de un helicóptero.

   Por su parte, los cadáveres fueron llevados inicialmente a la Quinta Brigada del Ejército Nacional, antes de ser entregados a sus familiares.

   La avioneta fue hallada por unos campesinos cerca de la quebrada El Platanal, en la vereda La Cabrera, zona rural de Piedecuesta.

   La avioneta era un Cessna 207, de matrícula HK-4892, afiliada a la empresa Alas de Colombia, y era piloteada por Carlos Alberto Rueda, uno de los pilotos más experimentados de la región. La aeronave cubría la ruta entre Bucamaranga y Málaga. Al parecer a los pocos minutos el piloto advirtió una falla en el avión y se dispuso a regresar a la capital santandereana. La Policía Metropolitana de Bucaramanga confirmó que se perdió la comunicación con la tripulación pasadas las 3.00 de la tarde. Las autoridades activaron entonces una búsqueda a la que también se sumó la Fuerza Aérea Colombiana.

   Desde entonces, no se volvió a tener noticia de la avioneta, que fue hallada horas después en una zona montañosa de difícil acceso de la Mesa de los Santos, con una pendiente de unos 400 metros.

Para leer más