21 de septiembre de 2015

Río de Janeiro da la bienvenida al calor con robos masivos en las playas

RÍO DE JANEIRO, 21 Sep. (Notimérica) -

El primer fin de semana de calor intenso en Río de Janeiro después de varios días de frío y lluvia dejó las playas abarrotadas, pero con la llegada anticipada del verano también reaparecieron los 'arrastões', los robos multitudinarios protagonizados por adolescentes, y que dejaron tumultos entre los bañistas principalmente en Copacabana e Ipanema.

Según la Policía, en todo el fin de semana hubo 61 detenciones por robos de teléfonos móviles, bolsos, relojes o cordones de oro, aunque al tratarse en la mayoría de casos de menores de edad los chavales, en su mayoría procedentes de la zona norte de la ciudad, son puestos en libertad rápidamente.

Aunque las escenas de estampida en las playas son algo habitual desde los años 90 en Río de Janeiro el fenómeno se ha intensificado recientemente y las autoridades no saben muy bien cómo lidiar con él; hace unas semanas se desató una gran polémica cuando la Policía detuvo a decenas de adolescentes antes de que llegaran a la playa como medida preventiva.

Las críticas a esta detención, considerada por muchos higienista y de fuerte connotación racista --la gran mayoría de estos adolescentes son negros--, se han extendido este fin de semana a varios bañistas que decidieron tomarse la justicia por su mano y reducir, y en algunos casos apalizar a varios de estos jóvenes ladrones.

La tensión se apoderó todo el fin de semana de la zona sur de la ciudad, que estos días está más llena si cabe debido al festival de música Rock in Rio. El incidente más destacado tuvo lugar el sábado, cuando varios jóvenes que volvían de la playa a última hora de la tarde se dispersaron por el barrio de Botafogo escapando de la Policía.

Tras atracar varias tiendas tuvo lugar un tiroteo en el que una bala perdida impactó en el vendedor de frutas Francisco Franciscar Vieira, que ya se recupera en el hospital.