20 de abril de 2015

Río de Janeiro se llena de fotografías que retratan sus 450 años

Río de Janeiro se llena de fotografías que retratan sus 450 años
RIO 450

RÍO DE JANEIRO, 20 Abr. (Notimérica) -

Río de Janeiro está celebrando sus 450 años recién cumplidos con multitud de actividades culturales, muchas de ellas centradas en echar la vista atrás; es el caso de una de las últimas exposiciones inauguradas, que reúne 75 fotografías y vídeos provenientes de los archivos de respetadas instituciones francesas.

El centro Georges Pompidou, la Maison Européenne de la Photographie (MEP) y la Societé Française de la Photographie han cedido parte de sus valiosos fondos para articular la exposición 'Rio, uma paixão francesa', que se puede ver desde la semana pasado y hasta el 9 de agosto en el Museo de Arte de Rio (MAR).

"Hasta la Segunda Guerra Mundial Río de Janeiro sólo era superada por París entre las ciudades más fotografiadas del mundo. Eso se dio, en parte, por sus bellezas naturales y por su exotismo -en relación a los patrones europeos_ de la civilización que aquí se desarrollaba, pero también debido al apoyo del Gobierno Imperial", explica uno de los comisarios de la exposición, Milton Guran.

Entre las curiosidades de la muestra están los retratos que hizo de las familias de la élite carioca el portugués Joaquim Insley Pacheco, o la panorámica de la misa por la abolición de la esclavitud que se celebró el 17 de mayo de 1888 y que captó Araujo de Barros.

Dentro del movimiento brasileño del modernismo en la fotografía aparecen nombres como José Oiticica, Emanuel Couto Monteiro o Sylvo Coutinho Moraes, mientras que en el ámbito de la fotografía contemporánea destacan Raymond Depardo, uno de los principales artistas franceses de la actualidad, y el trabajo que hizo Vicent Rosenblatt sobre la cultura funk de la ciudad.

LA NOSTALGIA DE LAS FOTOS ANTIGUAS

Pero no es la única muestra de fotografías sobre Río que se puede ver estos días; el Instituto Moreira Salles, una apacible casa situada entre el barrio ajardinado de Gávea, acoge 'Rio, primeiras posses', con las primeras imágenes de la ciudad, tomadas entre 1840 y 1930. Todo un ejercicio de nostalgia repleto de calles y edificios que cayeron bajo la piqueta.

El Río de Janeiro colonial y la gran capital que quería ser una "París tropical" aparece especialmente retratado, pues gran parte de las 250 fotografías presentes documentan la ciudad en la época del Imperio, sobre todo durante el segundo reinado de Pedro II y en las primeras cuatro décadas de la República.

El último tramo de la exposición, con imágenes de los primeros asentamientos en Copacabana e Ipanema en los años 20 y 30 del siglo XX, revela los primeros pasos que Río estaba dando hacia una cultura y un estilo de vida asociado a las playas, algo que marcaría profundamente la identidad de los cariocas. La exposición estará abierta de forma excepcional hasta el 31 de diciembre, también como homenaje a los 450 años de la ciudad.