12 de febrero de 2019

Riviera Maya, el paraíso mexicano que se tiñó de rojo sangre y ruidos de balas de los narcos

Riviera Maya, el paraíso mexicano que se tiñó de rojo sangre y ruidos de balas de los narcos
EUROPA PRESS - ARCHIVO

CIUDAD DE MÉXICO, 12 Feb. (Notimérica) -

Los sonidos del mar Caribe y su vistoso azul turquesa fueron cambiados por el estruendo de las balas y el rojo de la sangre en la Riviera Maya, joya del turismo mexicano. Los continuos ataques armados que se producen en esta zona desde hace dos años alejan cada vez más a los turistas.

Quintana Roo es el destino predilecto de México, el sexto país más visitado del mundo, tan solo en 2017 el estado recibió 16,9 millones de turistas.

Las bellezas naturales de ciudades como Cancún, Tulúm y Playa del Carmen, se convirtieron en un fuerte imán de visitantes, pero también de los objetos de deseo de grupos criminales que buscan hacerse con el control de la zona.

El secretario de Seguridad de Quintana Roo, Alberto Capella Ibarra, admitió que una de las líneas de investigación más sólidas sobre los hechos acontecidos en el bar "Las Virginias" es una disputa relacionada con narcomenudeo, según informó 'Infobae'.

Varios informes de la Secretaría de Gobernación y de la Comisión Nacional de Seguridad han documentado que en el Caribe mexicano operan cuatro importantes y peligrosos cárteles mexicanos.

El Cártel de Sinaloa, se disputa el control de la venta de droga y las extorsiones con el Cártel Jalisco Nueva Generación que fue ganando terreno en los últimos años bajo el mando de Nemesio Osegera Cervantes alias 'El Mencho'. Los Zetas y el Cártel del Golfo, también buscan una "tajada del pastel" en el destino frecuentado por turistas nacionales y extranjeros.

En 2017 una ataque armado se cobró la vida de cinco jóvenes en la discoteca Blue Parrot de Playa del Carmen. Un conflicto entre Los Zetas y un grupo antagónico derivó en una venganza que marcó un antes y un después en la localidad.

Antes de este suceso, lugares como Playa del Carmen eran tranquilas poblaciones de mediana actividad, pero su crecimiento poblacional fue acompañado de un abrupto incremento en los delitos de alto impacto.

Según cifras de Incidencia Delictiva del Fuero Común mexicano indicaron que los homicidios se incrementaron un 600% en un año. Pasaron de 100 en 2017 a 688 entre enero y noviembre de 2018. Por su parte, la tasa de asesinatos subió de ocho a 17 por cada 100.000 habitantes.

Cancún se encuentra entre las ciudades mexicanas con mayor percepción de inseguridad del país. Un 84.9% de las población se siente insegura de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La influencia de los cárteles se ha visto apuntalada por el nacimiento de pandillas locales que sirven de brazo armado para sus propósitos. La Barredora, El Basurero y Los Pelones, son algunos de los grupos que asolan a la población playense más vulnerable.

Por su parte, las autoridades estatales reconocen que a la disputa entre miembros del crimen organizado se suma la porosidad de las policías municipales que muchas veces con corrompidas. Es por eso que han planteado una estrategia de mando único para coordinar su actuación, pero han encontrado resistencia de algunos municipios como Playa del Carmen o "Playa del Crimen" como la denominan sus pobladores y visitantes.

Para leer más