14 de septiembre de 2016

¿Sabes quién es la iberoamericana que más ha vivido en la historia del mundo?

¿Sabes quién es la iberoamericana que más ha vivido en la historia del mundo?
YOUTUBE

    QUITO, 14 Sep. (Notimérica) -

    El 14 de septiembre de 1889 nacía en Guayaquil, en Ecuador, María Esther de Capovilla, una mujer que pasaría a la historia en su país y en el resto del planeta al convertirse en la iberoamericana más anciana de la historia, viviendo casi 117 años.

   En el momento de su muerte, el 27 de agosto de 2006, tenía 116 años con 347 días, lo que la convirtió en la persona más anciana del mundo desde el 29 de mayo de 2004 hasta el 27 de agosto de 2006, reconocido oficialmente por el Libro Guinness de los Récords.

   La supercentenaria nació el mismo año que el actor y humorista Charlie Chaplin y el político y militar alemán Adolf Hitler. Capovilla tenía 22 años cuando el Titanic se hundió y 79 cuando los astronautas pisaron por primera vez la Luna.

   Capovilla, quien hoy hubiese cumplido 127 años, pasó una vida entre la élite de la clase alta, disfrutaba de la pintura, el bordado y le encantaba bailar y caminar. Una de las características de esta mujer en su juventud era la de beber leche fresca de los burros de la granja de su tía.

   Según varios familiares, esta ecuatoriana nunca fumó, se alimentaba con pequeñas cantidades y sólo bebía con moderación.

   En 1917, la supercentenaria se casó con un oficial del ejército, Antonio Capovilla, quién murió en 1949. Tuvieron cinco hijos, tres de los cuales vivieron el momento del fallecimiento de Capovilla: Hilda con 81 años, Irma con 80 y su hijo Aníbal con 78. Además, tuvo 12 nietos, 20 bisnietos y dos tataranietos.

   Sin embargo, poco después de celebrar su cumpleaños número 100, en la época de la caída del muro de Berlín, Capovilla cayó enferma debido a una dolencia estomacal. Debido a esto, sus familiares decidieron que un cura le practicara la extremaunción al ver la gravedad de la situación.

   Pero contra todo pronóstico, la ecuatoriana se recuperó. La hija de Capovilla, Irma, declaró que "vemos que la condición que está adentro, y lo que es admirable, no es sólo que llegó a esta edad, pero que llegó aquí en esta forma, en muy buen estado de salud", según 'Associated Press'.

   En diciembre de 2005, a la edad de 116, Capovilla se encontraba en buen estado de salud para alguien de su edad, veía televisión, leía el periódico y caminaba sin la ayuda de bastón (aunque sí contaba con la ayuda de un asistente).

   Por desgracia, no era capaz de salir de su casa en los dos últimos años previos a su muerte y compartía su casa con su hija mayor Hilda y su yerno.

   En marzo de 2006, sin embargo, la salud de esta iberoamericana disminuyó considerablemente; ya no era capaz de leer el periódico, había dejado de hablar y ya no caminaba excepto cuando era ayudada por dos personas. Así se mantuvo hasta que, debido a un ataque de neumonía, falleció en agosto de 2006 a tan solo 18 días de su 117° cumpleaños.

RÉCORD

   Capovilla fue nombrada como la persona más vieja según el Libro Guinness de los récords el 9 de diciembre de 2005, reemplazando así a Hendrikje van Andel-Schipper de los Países Bajos quien sostuvo el título de la persona más vieja del mundo desde el 29 de mayo de 2004 hasta el 30 de agosto de 2005.

   Guinness señaló que "María Esther de Capovilla había batido las probabilidades, no solo por vivir más de 116, sino por tener los medios que lo prueban".

Previa YoutubeCargando el vídeo....