17 de abril de 2006

El Salvador.- Unas 400 familias damnificadas por catástrofes naturales ocupan viviendas abandonadas del Estado

SAN SALVADOR, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 400 familias que aseguran haber sido afectadas por la erupción del Ilamatepec y la tormenta 'Stan' están desde la semana pasada instaladas en viviendas de Santa Ana, un proyecto habitacional que estuvo abandonado varios años.

El principal argumento de los ocupantes para residir en las viviendas de la abandonada urbanización es que es propiedad del Estado y que es este el obligado a brindarles vivienda por ser damnificados por los fenómenos naturales.

"Somos gente pobre, no podemos pagar una casa", afirmó Margarita Martínez, una de las nuevas habitantes de la urbanización, quien antes residía en el cantón Palo de Campana, en el volcán de Santa Ana, según informó hoy el diario 'La Prensa Gráfica' de El Salvador.

"Nos organizamos y al ver que las casas llevan ya 10 años de estar solas, decidimos venirnos por la misma necesidad que tenemos. No hay adónde vivir, ya viene el invierno y se sabe que será más fuerte", explicó Martínez.

Según Martínez, los nuevos inquilinos de las viviendas, en su mayoría habitantes de las tierras cercanas al volcán, estaban en algunos albergues habilitados en Santa Ana y ante el cierre de varios de estos, tomaron la decisión de utilizar las citadas viviendas.

No obstante, hay otras familias de sectores como la línea del tren, que han aprovechado la situación para instalarse en el lugar.

La ocupación de estas viviendas es indefinida, aseguraron los ocupantes, quienes esperan que las instituciones que velan por los intereses del Estado no arremetan contra ellos. Las viviendas carecen de los servicios básicos como agua y energía eléctrica. "Pedimos apoyo a personas altruistas que nos quieran ayudar", dijo Lorenzo Rivas, antes poblador de Palo de Campana.