13 de octubre de 2007

El Salvador.- Las intensas lluvias dejan un hombre muerto y al menos seis heridos y aumenta la actividad de un volcán

SAN SALVADOR, 13 Oct. (EP/AP) -

Un hombre murió arrastrado por la crecida de un río mientras que seis más resultaron heridos y otras 520 personas fueron evacuadas a causa de las lluvias que afectan al país y que han aumentado la sismicidad de uno de sus volcanes.

La víctima fue identificada como Daniel Apolonio Méndez, de 40 años, que murió arrastrado por el desbordamiento del río Tamanique, en el departamento de La Libertad, al sur de la capital, según informó en una rueda de prensa el director de Protección Civil, el coronel Jorge Barahona.

Barahona agregó que otras 520 personas fueron evacuadas en las comunidades de los departamentos de La Paz, La Libertad y San Salvador, en la región central del país, y Usulután, San Miguel y La Unión, al este.

"Las mayores cantidades de lluvia están previstas para la parte costera, manteniendo las probabilidades de riesgo y de saturación alta de los suelos", informó en otra rueda de prensa el ministro de Gobernación, Juan Manuel Bolaños, quien indicó que los pronósticos indican que las lluvias persistirán hasta el domingo, provocadas por un sistema de bajas presiones que se desplaza por el Océano Pacífico.

Dos obreros de 35 y 36 años resultaron heridos al caerles un alud de tierra en la urbanización Villas del Mar, en la carretera que conduce al puerto de La Libertad, al sur de la capital, declaró a AP Arnoldo Valladares, de la oficina de prensa de los bomberos. Los hombres fueron rescatados de inmediato por sus compañeros, señaló Valladares.

En la playa San Diego, en La Libertad, las lluvias desbordaron pequeños ríos causando inundaciones leves y obligando a varios campesinos a salir del lugar. La radio cadena Monumental agregó que cuatro futbolistas del Deportivo FAS, de la primera división, recivieron varios golpes leves después de que el vehículo en el que viajaban patinara hasta chocar con un árbol.

Las lluvias han provocado además derrumbes de árboles en distintas carreteras del país, incluida una que conduce al aeropuerto internacional, al sur de la capital. Bolaños agregó que "además del problema de las lluvias y posiblemente generados por éstas, hemos observado también un aumento de la sismicidad del volcán" Chaparrastique, cercano a la ciudad de San Miguel, a unos 150 kilómetros al este de la capital.

La amenaza del Chaparrastique ocurre justo un año después que el Gobierno ordenase a unos 45.000 habitantes que residen en su entorno que no se acercasen a menos de cuatro kilómetros del cráter por la amenaza de erupción. El Chaparrastique, con una altura de 2.129 metros, hizo su última erupción en 1976 y desde entonces ha registrado lanzamientos de ceniza, actividad sísmica y fumarolas, según el Servicio Nacional de Estudios Territoriales.