25 de noviembre de 2014

Ocho muertos por un ataque de pandilleros en una fiesta en El Salvador

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Ocho personas han muerto a causa de un ataque perpetrado el lunes por la noche por supuestos pandilleros contra una fiesta de graduación celebrada en una casa del municipio de Acajutla, en el departamento de Sonsonate, en el suroeste de El Salvador.

   Según ha informado este martes la Policía Nacional Civil (PNC), un grupo de hombres vestidos de negro y armados con fusiles AK-47 y M-16 irrumpieron en el caserío Calle Vieja, donde había unas 20 personas para celebrar la graduación de la hija de la dueña.

   Al parecer, los asaltantes dispararon directamente contra los hombres, matando a siete, entre ellos un menor de edad. No obstante, también hirieron a la propietaria de la vivienda, que finalmente murió a causa de la gravedad de las lesiones sufridas.

   La hipótesis que baraja la PNC es que se trata de un ajuste entre pandillas rivales, bien por cuentas pendientes, bien por el control del territorio, porque la mayoría de las víctimas son miembros de una de estas maras.

   El director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, ha indicado que se trata de la mayor masacre ocurrida en 2014. La anterior se produjo a principio de año en el municipio de Tacuba, en el departamento de Ahuachapán, y se saldó con seis muertos.

   "Este es un hecho muy grave, condenable", ha dicho el jefe policial, señalando que este año se habían logrado contener "los hechos violentos con muertes múltiples", según ha informado el diario salvadoreño 'La Prensa Gráfica'.

   El Salvador tiene una tasa de 41,2 homicidios por cada 100.000 habitantes, la cuarta más alta del mundo, debido a la violencia generada por las pandillas, que se enfrentan por el control de los territorios, la venta de droga y las extorsiones.

   Los líderes de las principales pandillas pactaron en marzo de 2012 una frágil tregua para disminuir los alarmantes índices de violencia, pero el acuerdo ha ido perdiendo fuerza y los homicidios han aumentado un 56 por ciento respecto a 2013.