10 de marzo de 2012

Santos descarta reunirse con Córdoba y dice que Interior es el portavoz en materia de liberaciones

BOGOTÁ, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha descartado este viernes que vaya a reunirse por el momento con la presidenta de Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), la ex senadora Piedad Córdoba, y ha dicho que el Ministerio de Interior es el portavoz en materia de liberaciones.

"Quiero reiterar que el vocero del gobierno para tema liberaciones es el Ministerio de Defensa. Hemos cumplido con todo y estamos listos para operativo", ha manifestado Santos a través de su cuenta oficial en la red social Twiter.

El Ejecutivo ha indicado que ha dado todas las garantías en este proceso de liberación y que no quiere que la entrega de los secuestrados se convierta en un "show mediático". Por último, ha pedido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que entreguen cuanto antes a todos las personas que están en su poder.

La guerrilla ha anunciado la liberación de los militares Luis Alfonso Beltrán, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo y Luis Alfredo Moreno; y de los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas; algunos de ellos con más de doce años de cautiverio.

El martes, el ministro de Justicia de Colombia, Juan Carlos Esguerra, retiró a Córdoba el permiso para visitar a los guerrilleros encarcelados. En una carta dirigida a Córdoba, Esguerra explicó que el permiso que le concedió el pasado mes de febrero para visitar a los presos de las FARC obedecía al "carácter humanitario" de la visita, no a una "cuota inicial" de un proceso de paz, como argumenta ahora la ex senadora.

Además, criticó que Córdoba haya dicho que las visitas tendrían por objetivo a los "presos políticos, de conciencia y de guerra", "que no existen en Colombia", y que la Comisión de Mujeres tendría la misión de "mediar", aunque el Gobierno no ha autorizado dicha mediación.

Así, Esguerra explicó que le resulta "imposible" mantener el permiso porque "dichas declaraciones cambian por completo el sentido de lo solicitado (en un principio)". Además, argumentó que, en caso de que Córdoba plantee un proceso de paz, la competencia pasa del Ministerio de Justicia al presidente, por lo que él no puede decidir sobre el permiso.

Hasta ahora, Córdoba ha mediado en los procesos de liberación de los rehenes de las FARC y ha participado en el operativo, junto al Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y, en algunos casos, la Iglesia Católica y Brasil.