25 de octubre de 2016

Santos se reunirá el 16 de diciembre con el papa

BOGOTÁ, 25 Oct. (Colprensa/Notimérica) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha confirmado que se reunirá en diciembre con el papa Francisco.

Tras un encuentro entre el mandatario con el representante de la Comunidad Franciscana de Asís, el fraile de la Basílica Papal de Asís de Italia, Enzo Fortunato, y el embajador de Colombia en la Santa Sede, Guillermo León Escobar, la noticia se hizo pública.

"El encuentro del papa con el presidente el día 16 de diciembre en Roma en la Ciudad del Vaticano a las 10.30 de la mañana. Eso ya está confirmado", dijo el embajador.

La cita se dará un día antes del tradicional concierto de Navidad, que se celebra en el Vaticano y que para este año se hará con la presencia del mandatario colombiano, pues recibirá el premio de San Francisco de Asís, para constructores de paz denominado 'Lámpara de la paz'. Un reconocimiento que no se da todos los años y que se asemejaría a un Premio Nobel.

La distinción para el mandatario se habría decidido el pasado 9 de agosto, pero hasta ahora no fue revelada. Sobre la posible visita del papa a Colombia, el embajador señaló que aún no se conoce la agenda del próximo año, pero que una vez se tenga la fecha, será informado.

Ante la decisión, Santos aseguró que esta distinción le "enaltece como católico y como ser humano". "Los valores de la paz, el entendimiento y la reconciliación son valores esenciales de la Iglesia católica compartidos por todas las grandes religiones del mundo que trabajan por recuperar el verdadero sentido de la dignidad humana y de su vocación por la vida y la felicidad. Son una aspiración y un mandato para todos, en el mundo entero", afirmó.

El presidente aseguró que recibe la 'Lámpara para la paz' en nombre de su familia y de los colombianos, pero sobre todo de las víctimas del conflicto.

"Es un gran honor para mí ser el embajador de la Paz de la comunidad franciscana y de la Iglesia Católica. Jamás me imaginé que me fueran a entregar la lámpara de la paz, que custodia e ilumina la tumba de San Francisco de Asís, con todo lo que esto simboliza para la Iglesia y para la historia de la humanidad. (...) Es, no sólo un gran honor, sino también una enorme responsabilidad a la que dedicaré todas mis fuerzas durante el resto de mi vida", sentenció.