25 de abril de 2015

Un senador mexicano asegura que los hombres no se casan desde que las mujeres consiguieron el derecho al voto

Un senador mexicano asegura que los hombres no se casan desde que las mujeres consiguieron el derecho al voto
REUTERS

MÉXICO DF, 25 Abr. (Notimérica) -

El senador del Partido Acción Nacional (PAN), Víctor Hermosillo Celada, ha asegurado que a las mujeres "les ha ido peor", tras haber conquistado el derecho al voto o tener la libertad para abortar, ya que debido a esto los hombres ya no se casan con ellas.

Este senador ha instado a los poderes públicos a luchar contra el aborto, el cual considera "un mal", y además ha defendido que "las parejas prefieren tener un perrito a un hijo". "Eso es un absurdo", ha criticado Hermosillo Celada.

También ha asegurado que las mujeres están muy agusto sin casarse y ha propuesto crear una ley que castigue a las parejas que se divorcien durante el primer año de matrimonio.

"Cuando te divorcies al primer año, deberías regresar la lana (el dinero) a tus padres que gastaron en la boda. A los dos años deberías regresar el 80 por ciento, y a los cinco, pues, ya se depreció lo que se gastó", ha asegurado este miembro del partido del expresidente Felipe Calderón.

Estas declaraciones, de las que se hace eco el diario mexicano 'Excélsior', han sido criticadas por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) que considera que, además de atentar contra los artículos 1 y 4 de la Constitución mexicana, van en contra el Estado laico, las libertades y los derechos protegidos por el marco jurídico nacional e internacional".

"Lamentamos que un legislador cuya investidura y responsabilidad lo obligan a defender los derechos que garantiza nuestra Constitución, ofenda a todas las mujeres de México al expresar prejuiciosamente que, con el ejercicio de su derecho a la libertad y a la libertad de elegir y decidir, 'les ha ido peor'", ha asegurado Imujeres en un comunicado.

Además, este instituto ha querido mostrar su rechazo a "toda expresión discriminatoria, misógina o sexista" y ha condenado "las visiones patriarcales, dictatoriales y violentas que insisten en controlar a las mujeres".