21 de marzo de 2019

Sergio Rojas, el líder indígena que prefirió la muerte antes que dejar de defender su tierra

Sergio Rojas, el líder indígena que prefirió la muerte antes que dejar de defender su tierra
TWITTER

   SAN JOSÉ, 21 Mar. (Notimérica) -

   El dirigente indígena costarricense Sergio Rojas fue asesinado este lunes a tiros en su residencia situada en el territorio indígena de Salitre, al sur de Costa Rica. El asesinato se produjo el mismo día en que el líder indígena había denunciado ante la Fiscalía la usurpación de tierras y las amenazas y agresiones contra la etnia bribri, a la cual pertenecía. Pero, ¿qué hizo a Rojas destacar como líder indígena al punto de temer por su vida?

   "Antes de salir huyendo, prefiero morir luchando por los ideales del Pueblo Bribri Salitre. Los bribis no tenemos miedo", aseguró en más de una ocasión. Rojas defendió siempre su tierra y los derechos de esta comunidad indígena, una de las más numerosas de Costa Rica.

   Ya en 2015, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había solicitado al Gobierno costarricense que brindase al activista medidas de seguridad, pero según denuncian diferentes organizaciones "nunca lo hicieron".

   Días antes de morir, Rojas había solicitado protección de nuevo. Salitre, la región por la que el activista luchaba, ha estado disputada desde hace años por la llegada de agricultores que no pertenecen a la etnia. La ley de Costa Rica prohíbe la venta de tierras pertenecientes a estos pueblos, pero no es tan clara a la hora de regular si agricultores externos pueden trabajarlas.

   Su lucha siempre fue contra el Gobierno central, contra lo que él consideraba "políticas de represión" contra los pueblos indígenas.

   Según la Coordinación Nacional del Frente Nacional de Pueblos Indígenas (Frenapi), durante la noche del lunes los vecinos de la comunidad Yery, en Salitre, confirmaron haber escuchado el sonido de 15 disparos que procedían de la casa del activista. Horas después tanto la Cruz Roja como la Policía confirmaban su asesinato.

   Aunque la investigación aún está en curso, algunas versiones, según recoge 'BBC', han afirmado que los disparos se produjeron después de que Rojas hubiese ido a tomar unas tierras que estaban siendo explotadas por agricultores que no pertenecían a la comunidad.

REACCIONES A SU MUERTE

   La Frenapi de la que Rojas formaba parte repudió el crimen y responsabilizó al Gobierno del presidente Carlos Alvarado Quesada.

   Asimismo, la organización exigió en un comunicado en su cuenta de Facebook "el esclarecimiento inmediato de este nuevo hecho de sangre y violencia en contra de los Pueblos Indígenas de Costa Rica".

   Además, recordó que "Salitre junto a Térraba son dos territorios que tienen medidas cautelares por parte de la CIDH justamente por los niveles de violencia y agresiones que se vienen sufriendo y creciendo en estos territorios".

   Por su parte, el presidente Alvarado indicó que desde el Gobierno condena y repudia el asesinato en todos sus extremos y que este martes era un día trágico para toda Costa Rica. Además, el mandatario prometió acciones inmediatas para dar con los responsables y reforzar la seguridad en zona.

   Representantes de diferentes organizaciones sociales se reunieron este martes por la noche frente a la Asamblea Legislativa en una vigilia para exigir justicia y que el asesinato del líder indígena no quede impune.

   Según el último censo en 2011 del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Costa Rica, INEC, en el país alrededor de 104.000 personas son indígenas. Costa Rica tiene cinco millones de habitantes.

Para leer más