18 de marzo de 2015

Sigue activado el Plan de contingencia del volcán Turrialba

Sigue activado el Plan de contingencia del volcán Turrialba
FACEBOOK CNE

    SAN JOSÉ, 18 Mar. (Notimérica) -

   Las autoridades mantienen activado el Plan de Contingencia del Parque Nacional Volcán Turrialba, que registró el pasado 12 de marzo su erupción más importante desde 1996.

   Y es que, aunque la actividad volcánica ha disminuido considerablemente desde el viernes pasado, las autoridades de respuesta y los organismos científico-técnicos no disminuyen la atención del Turrialba, una importante zona turística de Costa Rica en cuya falda sur se encuentra el Monumento Nacional Guayabo, las principales ruinas precolombinas que se conservan en el país.

   El objetivo es implementar procesos de manejo y control de una situación de emergencia relacionada con tres eventos específicos dentro del área de visita y en estrecha coordinación con el Comité Municipal de Emergencias de Turrialba: eventos no reportados por instrumentación, eventos reportados y eventos extremos.

   El Plan de Contingencia establece rutas de evacuación, puntos de reunión y recomendaciones para mejorar la comunicación entre las autoridades del parque y las de primera respuesta.

   Este Plan fue elaborado por la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) desde el 2012, en estrecha colaboración con funcionarios del Parque Nacional y miembros de los Comités Municipales de Emergencia.

   El plan define con precisión, además, las acciones inmediatas por desarrollar por parte de los funcionarios del Parque y las responsabilidades ante cualquier escenario presentado por la activación del volcán, el cual se puso a prueba en esta emergencia con resultados exitosos.

   Las disposiciones del Plan surgen de un informe denominado 'Preparación de peligros volcánicos y restricción de uso de la tierra en el Volcán Turrialba', que elabora un marco histórico geológico y volcánico, evalúa los peligros potenciales y recomienda la adecuación de planes y rutas de evacuación.

DOS ESCENARIOS

   El estudio muestra dos escenarios, (corto y largo plazo) a la luz de los modelos desarrollados, validados con la información de campo obtenida a través de la historia.

   Contempla una zona de alto o máximo peligro definida por el área de dos kilómetros alrededor del cráter suroeste, con caída de ceniza vulcaniana de un milímetro de espesor y flujos piroclásticos (mezcla de gases volcánicos calientes, materiales sólidos y aire atrapado) por colapso de columnas estrombolianas (erupciones explosivas).

   Para los expertos, ante una erupción, este sería el área de impacto, por lo que la CNE definió acciones concretas como el manejo de animales, censo de población, fincas y ganado.

   El Servicio de Salud Animal (Senasa) del Ministerio de Agricultura y Ganadería brindan de manera periódica charlas y talleres para el manejo de los animales ante eventos de esta naturaleza.

   Los simulacros son parte fundamental en este proceso, por ello se han realizado cuatro, poniendo a prueba la capacidad de respuesta de las instituciones en la evacuación de animales y personas.

   La segunda zona de peligro intermedio a alto está definida por áreas de afectación de un radio de cinco kilómetros, con lavas, flujos y oleadas piroclásticas por eventos volcánicos.