15 de julio de 2009

Sismo sacude sur Nueva Zelanda, alerta por tsunami

WELLINGTON/SIDNEY (Reuters/EP) - Un terremoto sacudió el miércoles el sur de Nueva Zelanda, provocando una alerta por tsunami y causando daños menores, pero no heridos.

El Instituto de Ciencias Geológicas y Nucleares dijo que el temblor, de 6,6 grados en la escala de Richter, sucedió a las 21.22 hora local (0922 GMT).

La oficina meteorológica de Australia emitió una alerta por tsunami para la costa sudeste del país, cuando un pequeño tsunami viajaba hacia Australia desde el lugar del sismo.

"Hemos emitido una alerta por tsunami", dijo a Reuters Chris Ryan, del australiano Centro de Alertas de Tsunami, tras el sismo.

El instituto gubernamental neocelandés dijo que el epicentro del sismo en la remota y poco poblada región de Fiordland, unos 150 kilómetros al noroeste de la ciudad más al sur del país, Invercargill.

Autoridades de defensa civil de Nueva Zelanda emitieron una alerta sobre un "potencial tsunami" en la región debido a las informaciones contradictorias sobre el alcance del terremoto. La agencia meteorológica japonesa dijo previamente que fue de 7,8 grados de magnitud.

"Hemos tenido grandes diferencias en las mediciones del terremoto, que iban desde los 6,6 grados del instituto de ciencias geológicas a los 8,2 del centro de alerta de tsunamis en Hawai. Estamos emitiendo un mensaje de precaución", dijo el centro de defensa civil nacional en un comunicado.

Los medios locales señalaron que el temblor se sintió en South Island y provocó que los artículos se cayeran de las estanterías de las tiendas, pero dijeron que no hubo heridos.

"Fue un movimiento largo, la casa entera se estaba moviendo, la puerta se movía en el marco, y los alambrados se movían", dijo el residente de Invercargill Simon Wilson a Radio Nueva Zelanda.

Los científicos neozelandeses han registrado hasta un récord de 14.000 terremotos al año, de los cuales unos 20 superan los 5 grados de la escala Richter.

El último terremoto mortal en este país geológicamente activo, situado entre las placas tectónicas del Pacífico e Indoaustraliana, fue en 1968, cuando un sismo de 7,1 grados causó la muerte de tres personas.