13 de febrero de 2016

La superpoblación en las prisiones, la causa de la violencia carcelaria en México

La superpoblación en las prisiones, la causa de la violencia carcelaria en México
DANIEL BECERRIL

CIUDAD DE MÉXICO, XX (Notimérica)

El motín en el penal de Topo Chico, que ha dejado 49 muertos y ha obligado al traslado de 233 presos a otras cárceles de la región, ha reabierto las alarmas sobre la violencia que se produce en los centros penitenciarios mexicanos.

En febrero de 2012, un enfrentamiento de características similares entre reclusos de Los Zetas y del Cártel del Golfo, en el penal de Apodaca (en Monterrey), dejó 44 muertos y 30 fugados.

Según ha destacado el diario local 'El Universal', la violencia dentro de los centros estatales mexicanos se ha incrementado durante los últimos años, dejando cerca de 1.378 hechos violentos durante el pasado 2015.

Cada mes, se produjeron un promedio de 100 incidentes violentos en los 372 penales que son propiedad del Gobierno mexicano. De los cuales, 539 fueron riñas, 317 muertes y 365 agresiones, según datos del órgano del sistema penitenciario.

Durante 2015, se produjeron también 10 fugas y seis motines. Un número importante de presos se encuentra en prisión por delitos comunes --unos 127.000 internos--, mientras que un porcentaje mucho menor, lo hace por delitos federales, unos 25.000.

LAS CÁRCELES DE NUEVO LEÓN

Las cárceles del estado de Nuevo León (en el norte de México) son las más superpobladas y como consecuencia, las más violentas de todo el país. El centro de Topo Chico cuenta con más de 3.800 internos, una cifra que supera con creces el límite establecido por la ley.

Los últimos informes han destacado que el centro contaba con cerca de 280 presos más de los que se debía tener, motivo que ha llevado al traslado de 233 presos, durante la jornada de este jueves. En total, existen unos 48 penales con sobrepoblación en el país.

Además, a esto hay que añadirle el hecho de que en estas prisiones conviven presos pertenecientes a grupos criminales enemigos, como el Cártel del Golfo y los Zetas.

LAS INTERNAS MUJERES

Tal y como explica 'El Universal', Nuevo León tiene 15 centros penitenciarios, de los cuales Topo Chico es el que cuenta con casi la totalidad de presas mujeres de todo el estado, con un total de 481 mujeres.

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, ha declarado que en el caso de Topo Chico hay cerca de un centenar de personas para vigilar a los internos, una cifra que supone que cada guardia está a cargo de 39 presos.

Otros centros, como el de Apodaca y Cadereyta, se encuentran también superpoblados, con cerca de 2.000 presos conviviendo en cada uno de ellos.

Para leer más