15 de agosto de 2009

Taiwán acepta ayuda internacional tras letal paso de tifón

Por Ralph Jennings

TAIPEI (Reuters/EP) - Los líderes de Taiwán, presionados por su respuesta a un tifón que probablemente causó la muerte de cientos de personas, aceptaron ayuda internacional luego de rechazar ofertas con anterioridad, informaron el sábado las autoridades mientras el presidente pedía disculpas.

Tratando de reparar su imagen después de que el tifón Morakot causara numerosos deslaves en el sur de Taiwán, el Gobierno pidió ayuda el viernes en equipos a los principales donantes mundiales, informó una funcionaria del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los ofrecimientos de ayuda fueron inicialmente rechazados el martes.

"En nuestro primer mensaje, dijimos que no necesitábamos ayuda, simplemente dinero", dijo Joanne Ou, funcionaria de la sección de prensa del ministerio. "Pero (el jueves) el ministerio preguntó al centro de desastres qué necesitaban. Les pedimos una lista", agregó.

Los medios locales, reflejando el sentimiento de la población, criticaron al Gobierno por declinar previamente la ayuda.

El ministerio se acercó a Japón, Estados Unidos y a países europeos en busca de suministros como helicópteros grandes o casas móviles, sostuvo Ou.

El presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, presionado por su respuesta a los daños del tifón, estimó el viernes que el balance final de fallecidos ascendería a más de 500 personas. Se teme que la mayoría de víctimas quedó enterrada tras un enorme deslave ocurrido en una población montañosa.

Los sobrevivientes y el principal partido de la oposición han acusado a Ma de responder con demasiada lentitud al tifón que asoló la zona el pasado fin de semana, el peor en la isla desde 1959. La cifra oficial de muertos llega a 123.

Ma pidió disculpas el sábado al visitar una de las zonas del desastre en el centro de Taiwán.

"Ma dijo que la respuesta del Gobierno había sido un poco lenta y expresó sus disculpas por ello", dijo su portavoz Tony Wang.

Más de 35.000 personas han sido rescatadas en el sur de Taiwán, informó la Agencia Nacional de Incendios.

Pero es poco probable que alguna persona haya sobrevivido en la población más afectada, Hsiao Lin, luego del deslave ocurrido el lunes, según las autoridades locales.

(Traducido por Redacción de Madrid, Editado en español por Marion Giraldo)