20 de diciembre de 2014

Temperaturas extremas y precios 'surreales' caldean el verano en Río de Janeiro

Temperaturas extremas y precios 'surreales' caldean el verano en Río de Janeiro
NICO KAISER/WIKICOMMONS

RÍO DE JANEIRO, 20 Dic. (Notimérica) -

   Río de Janeiro vivió la pasada temporada el verano más caluroso de los últimos 50 años. A pesar de que suele ser una estación lluviosa, especialmente enero, en el verano de 2014 sólo llovió 16 días, cuando la media es de 40. La culpa la tuvieron dos grandes anticiclones atmosféricos, uno en el Pacífico y otro en el Atlántico, que bloquearon el paso de frentes fríos por el sureste de Brasil.

   Así, las temperaturas rozaron los 34 grados de media, con picos de 42 grados que con la humedad se transforman en una sensación térmica de casi cincuenta. Pero los que pensaban que lo peor ya pasó quizá tengan que prepararse para lo que está por venir.

   El Instituto Climatempo prevé que este verano haga más calor y que en enero la media sea de 32 grados y en febrero de 36. Además, el océano Pacífico está un grado por encima de su temperatura media, lo que aumenta las posibilidades de que se forme 'El Niño'. La aparición de este fenómeno haría subir aún más los termómetros.

   Las altas temperaturas ya preocupan a los cariocas aún antes de que empiece el verano como tal este domingo. Según una encuesta del instituto Datascript un tercio de los entrevistados (31%) están más preocupados por el calor que por otros problemas crónicos de la ciudad, como el transporte abarrotado (11%), el caos provocado por las lluvias (10%) y la inseguridad (9%).

LOS PRECIOS, OTRO DOLOR DE CABEZA

   Para los que huyen el calor la primera opción es la playa. Pero refrescarse en las arenas de Ipanema o Copacabana tiene un precio cada vez mayor. Río de Janeiro es una de las ciudades más caras de Sudamérica y eso se nota también a la hora de tomar el sol. Los precios han subido un 40% respecto al año pasado.

   Si hace dos años alquilar una silla costaba unos tres reales ahora ya es casi imposible hacerlo por menos de cinco. Los aperitivos 'Globo', de los más clásicos en Río y casi un icono de sus playas, también se encarecerán notablemente, pues la semana pasada el productor anunció que saldrán de la fábrica un 25% más caros.

   "Es un absurdo, no hay manera de escapar de esta locura, esta ciudad es imposible", criticaba esta semana Eliane de Souza, vecina de Copacabana que explicaba a Notimérica que tras muchos años dejándose querer por los vendedores ambulantes finalmente ha optado por traerse la comida y la bebida de casa, algo poco común entre los cariocas.

   El pasado verano, en medio a la escala de precios que vive Brasil -la inflación está en el 6,5%- un grupo anónimo de personas indignadas creó en las redes sociales el grupo 'Rio surreal', haciendo un juego de palabras entre la moneda brasileña -el real- y los precios desorbitados que cobran muchos establecimientos y comerciantes, especialmente en la playa. Como emblema imprimieron en uno billetes el rostro de Dalí, genio surrealista.

TE PUEDE INTERESAR...

Rousseff dice que Petrobras es "más grande" que sus problemas

Encuentran una bacteria próxima a la zona de los Juegos Olímpicos de 2016 en Brasil