20 de diciembre de 2016

Tijuana, en México, registra 671 homicidios en los primeros 10 meses del año

Tijuana, en México, registra 671 homicidios en los primeros 10 meses del año
REUTERS

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Dic. (notimérica) -

En Tijuana, la ciudad mexicana del Estado de Baja California, la violencia no ha dejado de crecer durante la última década. Entre enero y octubre de 2016 se han registrado 671 homicidios, la cifra más alta de los últimos 10 años, según informa 'Animal Político'.

Tijuana es, entre las ciudades y municipios mexicanos con más de un millón de habitantes, el que refleja los niveles más altos de violencia y tiene la mayor tasa de asesinatos de 2016. Las altas cifras de asesinatos pueden deberse, en gran medida, a las disputas de territorios por parte de las mafias.

Con respecto a estas organizaciones ilegales, según el Gobierno del estatal, existen al menos tres grupos de narcotraficantes en la ciudad: el cártel de Jalisco Nueva generación, el cártel de los Arellano Félix y el del Pacífico.

Otra de las causas que pueden motivar el alto nivel de violencia en la ciudad es su condición de paso fronterizo, zona codiciada no solo por el narcotráfico, sino también por otro tipo de organizaciones dedicadas a otras actividades ilegales como el tráfico de armas o de personas. Prueba de este hecho son los múltiples túneles subterráneos ilegales encontrados por las autoridades que unen la ciudad con Estados Unidos

Los datos aportados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública evidencian el claro aumento de la tasa de homicidios en 2016, aún a pesar de que el número de este tipo de crímenes había descendido en un 50 por ciento entre 2010 y 2012, al pasar de 156 casos a 270.

El índice aumentó de nuevo en 2013, año en el que los homicidios perpetrados en Tijuana alcanzaron la cifra de 404 y, se nuevo, en 2014, cuando se situaron en 498. Hubo un aumento de casi el 35 por ciento entre estos dos años.

El promedio actual de homicidios en Tijuana es escalofriante: abarca de dos o tres asesinatos al día, igualando los datos de violencia de Ciudad de México, aún a pesar de tener un tercio de su población.

A pesar de los datos, el Gobierno de Baja California no ha anunciado ninguna medida especial para atajar los altos niveles de violencia.